sábado, 24 de diciembre de 2016

OASIS


"- Cuál es tu color favorito? El mío es el blanco...
- El mío también. Es limpio"

Confesamos nuestra devoción por el cine oriental. En esta misma bitácora hemos comentado espléndidas cintas como la japonesa "Air Doll" (Hirokazu Koreeda, 2009) o la china "In love we trust" (Wang Xiaoshuai, 2007)

Hoy le toca el turno a la surcoreana "Oasis" (Lee Chang-dong, 2002). La traemos a colación porque plantea una relación excepcional: el amor entre un marginado social, con ciertos trastornos psíquicos, y una joven paralítica cerebral.




Lee Chang-dong


La carrera de Lee Chang-dong está repleta de éxitos: primero como novelista, después como cineasta (si bien nunca estudió cinematografía), y finalmente como político, pues llegó a desempeñar las labores de ministro de Cultura durante el gobierno del malogrado Roh Moo-hyung (2003 - 2008).

Y aunque "Oasis" es una película magnífica, difícil de ver y digerir, la historia que nos presenta bien podría ser un cuento titulado "La princesa y el general".

Excepcionales son las interpretaciones de Kyung-gu Sol, en el papel del moqueante y tierno tarado Jong-du Hong, y la colosal So-ri Moon, que en muchos momentos de la cinta nos hace creer que realmente padece una parálisis cerebral.




So-ri Moon es Gong-ju Hang

Gong-ju significa princesa, recluida por su hermano y su cuñada en un pequeño reino de cuatro paredes, un apartamento mugriento en el que la muchacha deja transcurrir el tiempo escuchando la radio y jugando con los reflejos del sol sobre un espejo. Genuino realismo mágico el que se apodera de esta cinta en sus mejores secuencias, cuando los destellos se transforman en blancas palomas y mariposas de luz cristalina.

Más realismo mágico cuando los personajes del tapiz que decora una pared de la habitación cobran felizmente vida, oníricos el pequeño elefante, el niño que esparce al viento pétalos de colores y la bailarina hindú que elegantemente se desplaza por el cuarto. Un verdadero oasis en el desierto de la incomprensión.


Asimismo están presentes la preferencia por el color blanco (la paloma, las mariposas, el vestido colgado en el balcón, las nubes) frente a la tenebrosa oscuridad, capaz de poblar la noche con las sombras de las ramas de un árbol agitado por el viento en la noche. Y el anhelo del invierno, la antítesis del sofocante calor, del sudor, de las moscas y los mosquitos, una genuina tortura para los paralíticos cerebrales.

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD ANTISOCIAL

Cuando los especialistas intentaron renovar la clasificación de los Trastornos de la Personalidad en la 5ª y hasta el momento última edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5), finalmente decidieron conservar intacta la de la 4ª edición, si bien una propuesta dimensional fue añadida para aclarar (o complicar) todavía más todas estas cuestiones.




Porque las características de la personalidad no se organizan realmente en las 10 entidades diagnósticas que propone el DSM. Esto lleva a que en la práctica algunos trastornos de la personalidad (TP) como por ejemplo el TP límite, se conviertan en una amalgama de rasgos que ni siquiera se relacionan entre sí. Por ello, los avances sobre el conocimiento de los TP se mantienen estancados por culpa de superposiciones y diagnósticos múltiples.




Kyung-gu Sol es Jong-du Hong


Con las salvedades anteriormente expuestas, en nuestra modesta opinión Jong-du Hong, el protagonista de esta película, presenta muchas características compatibles con un TP antisocial. Dentro del modelo dimensional del DSM-5 para la personalidad patológica quedaría encuadrado en la dimensión de desinhibición, que comprende características tales como irresponsabilidad, impulsividad, distractibilidad, temeridad y rigidez perfeccionista.

Según la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) estaríamos hablando de código F60.2, correspondiente a un trastorno disocial de la personalidad, caracterizado por conductas distorsionadas, destructivas, de carácter negativo y transgresoras de las normas sociales.

Estos sujetos suelen intimidar o acosar a sus prójimos, e pelean con frecuencia, pueden usar armas, han podido ser crueles con personas y animales, han protagonizado hurtos y robos, causado daños, mienten con frecuencia para conseguir favores y evitar obligaciones, y suelen huir del hogar y el entorno familiar.

"Oasis" nos muestra el infortunio de Jong-du Hong, encarcelado en diversas ocasiones por actos violentos y un intento de violación, exactamente como otro famoso antisocial cinematográfico, el inolvidable Randle McMurphy (Jack Nicholson) de "Alguien voló sobre el nido del cuco" (Milos Forman, 1975).


Jack Nicholson es Randle MacMurphy

Liberado tras dos años de condena por haber arrollado a un trabajador sanitario mientras conducía ebrio, Jong-du trata de redimirse visitando a los hijos de la difunta víctima. Así conoce a la frágil Gong-ju.

La relación afectiva de tan singular pareja irá medrando en la película a la par que vamos descubriendo la falsedad y el cinismo familiar y social que se desarrolla alrededor de los amantes.

En primer lugar, la de Sang-Shik Han (Byung-ho Son) y su esposa embarazada (Ga-hyun Yun), hermano y cuñada de Gong-ju y que se lucran de su discapacidad para vivir en un moderno piso de protección oficial mientras mantienen a la joven paralítica cerebral en una exigua morada de un bloque de apartamentos, al cuidado de unos vecinos.


Más tarde, el de la familia de Jong-du, avergonzados cuando trae a Gong-ji al cumpleaños de la matriarca de la familia, la anciana señora Hong (Jin-gu Kim), en una escena calcada a aquella otra presente en "Life is good" (Maciej Pieprzyca, 2013), película polaca sobre otro paralítico cerebral y comentaba anteriormente en este mismo blog.

"Oasis" es una auténtica caja de sorpresas: descubriremos como un burdo intento de violación a una discapacitada indefensa se transforma en el inicio de un gran amor gracias a su simple ramo de flores o la generosidad de los marginados por la sociedad y la hipocresía de los que los excluyen, en un plano adyacente a la realidad que nada tiene que ver con aquella loa a la estupidez llamada "Los idiotas" (Lars von Trier, 1998).


EL GENERAL


Jong-du Hong se define a sí mismo como un descendiente del general Hong Kyŏng-nae (1780-1812) un antiguo funcionario de la corte de la dinastía Joseon, que en 1812 encabezó en Corea del Norte un levantamiento campesino contra las imposiciones y los trabajos forzados durante una terrible época de hambruna ocasionada por la pérdida masiva de las cosechas.


Los rebeldes consiguieron resistir durante semanas, hasta que fueron aplastados tras una intensa campaña militar. Muchos insurrectos se inmolaron haciéndose explotar con sus polvorines, mientras otros fueron ejecutados o esclavizados.

FIDEOS JAJANG

Gracias al cine podemos aprender medicina; pero también gastronomía. En este caso averiguamos que uno de los platos favoritos de nuestros protagonistas son los jajang, fideos gruesos de trigo bañados en una salda densa y oscura a base de pasta de soja salada negra, carne, verdura en dados y aveces también marisco.