viernes, 9 de diciembre de 2016

EL DOCTOR


"Doctores: habéis dedicado mucho tiempo a aprender los nombres latinos de las enfermedades de vuestros pacientes; ahora vais a aprender algo mucho más eficiente: los pacientes tienen nombres"...

Jack MacKee (William Hurt) en "El doctor" (Randa Haines, 1991)


Aunque reconozco que no es santo de mi devoción, lo cierto es que con el paso del tiempo "El Doctor" (Randa Haines, 1991) se ha ido convirtiendo en un clásico del cine de médicos, siendo actualmente considerada una película de culto.

Desde el punto de vista artístico merece la pena contemplarla por la presencia de William Hurt en el papel protagonista del Doctor Jack MacKee, un engreído cirujano cardiotorácico que comienza a comprender la faceta humanista de la medicina cuando le toca convertirse en un paciente.

CINEFILIA

La colaboración entre Randa Haines y William Hurt había sido muy provechosa en el pasado, y más concretamente por sus trabajos en "Hijos de un dios menor" (1986), donde el actor encarnaba a James Leeds, el profesor de sordos que se enamora de su joven alumna Sarah Norman (Marlee Matlin). Esta actriz con discapacidad sensorial auditiva obtuvo el Oscar en 1986 por su interpretación en esta película.


En esta ocasión la cineasta californiana encargó a Robert Caswell el guión de "El Doctor", inspirándose en el libro "A Taste of My Own Medicine" escrito por el Doctor Ed Rosenbaum; cuando en 1985 Rosenbaum fue diagnosticado de un cáncer de laringe comenzó a escribir un diario que se convertiría en el fundamento de su libro.


Doctor Edward E. Rosenbaum (1915 - 2009)

Años más tarde, Robert Caswell participaría como co-guionista en "A corazón abierto/ Una creación del Señor" (Joseph Sargent, 2004), telefilm dedicado a la relación personal y profesional que durante décadas mantuvieron los cirujanos Alfred Blalock y Vivien Thomas.

CINEFILIA

El verdadero Doctor Rosenbaum realiza un pequeño cameo en esta película, apareciendo fugazmente como uno de los médicos en los corredores del hospital.

Para el Doctor MacKee y sus ayudantes la jornada laboral suele comenzar en el quirófano. Con una efectividad más propia de un equipo de ingeniería, los especialistas se afanan sobre la mesa de operaciones mientras al fondo suenan los acordes de "Why Don´t We Get Drunk and Screw?" del cantante Jimmy Buffet.


"La misión de un cirujano es cortar. Encariñarse con el paciente es una cuestión de tiempo: cuando solo tienes 30 segundos antes de que se desangre, más que el cariño importa un corte limpio"...

Doctor Jack MacKee (Wiliam Hurt) a sus residentes.


Chistes chabacanos, bromas y comentarios poco éticos sobre los pacientes y otros cirujanos, su lema es "entras, lo arreglas y te largas". Su indolencia incluso resulta contagiosa, pues su adjunto el Doctor Murray Kaplan (Mandy Patinkin) tiene comportamientos similares.


El Doctor MacKee vive en las afueras de San Francisco, en una moderna y espaciosa casa con jardín y piscina. Dispone de un impecable Mercedes descapotable para su uso personal y de un coqueto Volkswagen Cabrio de color rojo para el de su esposa Anne (Christine Lahti). Son padres del pequeño Nicky (Charlie Korsmo). El éxito en la vida les sonríe.

Pero el cirujano viene arrastrando desde hace tiempo una incómoda carraspera. Los accesos de tos son cada vez más frecuentes, alguno de ellos acompañados de hemoptisis. Tras una primera consulta con el Doctor Al Cade (Bill Macy) que le receta un antibiótico, MacKee acudirá a una reputada especialista en ORL, la bella y distante Doctora Leslie Abbott (Wendy Crewson).


Wendy Crewson es la Doctora Abbott

CINEFILIA

Asimismo el veterano actor Bill Macy encarnó al Doctor Isaac Sobel en "Una terapia peligrosa" (Harold Ramis, 1999), memorable comedia en la que Paul Vitti (Robert de Niro), un padrino de la mafia de Nueva York casi vuelve loco a su psiquiatra, el Doctor Ben Sobel (Billy Cristal).


Bill Macy

CÁNCER DE LARINGE

Según la Sociedad Americana del Cáncer, su incidencia rebasa los 13400 pacientes anuales, con una mortalidad cercana a los 3600 casos.

En el caso que nos ocupa, la biopsia confirma la sospecha clínica y a MacKee se le diagnostica un cáncer de laringe. En realidad, las cuerdas vocales verdaderas no tienen vasos linfáticos. Por ello rara vez se manifiesta con metástasis linfáticas, como en el caso del Doctor MacKee.

Si bien existe una clara relación demostrada entre este tipo de neoplasias y el consumo de tabaco y alcohol, sin embargo en esta película no observamos que el protagonista fume o beba en exceso.

CINEFILIA

No resulta extraño que en las salas de espera de los centros hospitalarios los pacientes con problemas comunes entablen relaciones personales. Así se nos presenta a June Ellis (Elizabeth Perkins) una muchacha afectada por un tumor cerebral avanzado y cuya especial amistad determina el cambio de mentalidad del Doctor MacKee.


Elizabeth Perkins es June Ellis

Pues bien. Existe una película titulada "El Señor Doctor" (Miguel M. Delgado, 1965) protagonizada por el inefable Mario Moreno "Cantinflas" (1911 - 1993). El genial cómico mejicano interpreta al Doctor Salvador Medina, un médico de familia que completa su formación hospitalaria salvándo la vida del pequeño Beto (Wolf Ruvinskis), también con un grave tumor cerebral.



LAS 5 ETAPAS DE KUBLER-ROSE

Analizando en esta película las vivencias de su enfermedad oncológica por parte del protagonista, analizamos el tránsito por las diferentes etapas del modelo presentado en 1969 por la célebre psiquiatra Elizabeth Kubler-Rose (1926 - 2004):

1º/ Negación: a pesar de que dos colegas le habían advertido de la presencia de un tumor en su laringe, el Doctor MacKee le resta importancia a su padecimiento y los síntomas, como mecanismo de defensa ante la adversidad y también para no intranquilizar a su esposa.

2º/ Ira: que descarga en su entorno familiar y profesional más cercano, que le miran con compasión. Enfado cuando debe aguardar turno para ser atendido, como cualquier paciente, a pesar del cargo que ocupa dentro del escalafón del hospital. Su disconformidad crece al ser internado en una habitación doble, junto a Ralph Brown (J.E. Freeman) un policía con patología intestinal.

3º/ Negociación: desencadenada tanto con el radiólogo intervencionista, el Doctor Charles Reed (Zakes Mokae) como con la ORL, respecto al grado de amputación tumoral como a su diseminación linfática.

4º/ Depresión: una vez se constata que la radiación no ha disminuido el tamaño del tumor y que debe pasarse a la siguiente fase quirúrgica.

5º/ Aceptación: en la escena que se desarrolla en la azotea del hospital cuando June, en una fase más avanzada de su patología, invita a Jack a no rendirse y continuar luchando contra la enfermedad.


LA RELACIÓN MEDICO-PACIENTE

Otro destacado aprovechamiento relacionado con la medicina y que puede obtenerse del análisis de esta cinta se refiere a las relaciones establecidas entre médicos y pacientes.

Existen varios ejemplos poco ortodoxos de este tipo, protagonizados por el Doctor MacKee con sus pacientes (la señora convaleciente tras una intervención torácica o el suicida frustrado al que hubieron de repararle un desgarro aórtico), y las que mantiene el propio MacKee como paciente con los ORL, especialmente con el Doctor Eli Blumfield (Adam Arkin), encargado finalmente de su intervención quirúrgica.


Bien distinto y  más empático es el vínculo generado entre el cirujano (una vez ya recuperado completamente de su enfermedad) y su paciente postrero, Arturo Maris (William Marquez), un enfermo latino a la espera de un trasplante cardíaco y que reflexiona junto a su doctor sobre la necesidad de que alguien muera primero para que él pueda salvarse después.

CINEFILIA

Christine Lathi, Mandy Patinkin y Adam Arkin participaron en la popular serie televisiva "Chicago Hope" (1994 - 2000), nombre del hospital en el que se inspiró esta serie,  interpretando los papeles de la Doctora Kathryn Austin, el Doctor Jeffrey Geiger y el Doctor Aaron Shutt.