sábado, 24 de diciembre de 2016

EL REGRESO - NACIDO EL 4 DE JULIO


Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que dentro del cine bélico general estaría encuadrado un destacado capítulo monográfico dedicado a la Guerra de Vietnam (1955 - 1975), un dilatado conflicto bélico cuya finalidad era evitar la reunificación vietnamita bajo un régimen comunista. En la práctica fue la primera guerra transmitida en directo por los modernos medios de comunicación.

Históricamente, y tras la victoria aliada en la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos se había aventurado primero en la Guerra de Corea (1950 - 1953) apoyando a la República de Corea (Corea del Sur) contra la vecina República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), amparada a su vez por la República Popular China y la Unión Soviética, disputa que devino en la actual separación del país asiático (Paralelo 38). Pero la intensidad y duración de aquella intervención no fue equiparable a la desplegada posteriormente en Indochina.

CINEFILIA

Si bien menos prolíficas que el género bélico sobre el conflicto vietnamita, también florecieron miradas específicas sobre la guerra coreana. La primera referencia es "Casco de acero" (Samuel Fuller, 1951), las vicisitudes de un soldado norteamericano prisionero herido que consigue escapar de sus captores. Película de bajo presupuesto, fue rodada mientras la contienda se encontraba en auge.


Protagonizada por el bizarro Gene Evans como el sargento Zack, el propio actor había combatido durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que fue condecorado con el Corazón Púrpura y la Estrella de Bronce.

Del mismo director y del mismo año es "A bayoneta calada", de ambientación invernal y montañosa, un intento de repetición del éxito conseguido en taquilla con la cinta anterior. En esta ocasión, el cabo Denno (Richard Basehart) deberá hacerse cargo del mando de su pelotón ante la ausencia de oficiales.


El siguiente es un film de culto, "MASH" (Robert Altman, 1970), una sátira magnífica demostrativa de las peripecias de un grupo de médicos militares al cuidado de los heridos de guerra en un hospital de campaña. Inolvidables los personajes protagonistas Hawkeye Pierce (Donald Sutherland) y Trapper John McIntyre (Elliot Gould).


El éxito de esta película acompañaría posteriormente a la popular serie televisiva homónima (1973 - 1982) creada por Larry Gelbart e interpretada por Alan Alda (capitán Benjamin Franklin Pierce) y Wayne Rogers (capitán Trapper John McIntyre).


Wayne Rogers y Alan Alda

"Lazos de guerra" (Je-kyu Kang, 2004) es considerada por algunos críticos la réplica coreana de "Salvar al soldado Ryan" (Steven Spielberg, 1998). Gran éxito en taquilla, se estima que ha sido vista por 1 de cada 4 surcoreanos. Al estallar la guerra, dos hermanos son reclutados y enviados a combatir al frente. Con la evolución del conflicto ambos se verán obligados a luchar en bandos opuestos, si bien finalmente los lazos familiares superarán las profundas simas de la guerra. Una historia de reconciliación y sólido amor fraternal.


"71: into the fire / Pohwasogeuro" (John H. Lee, 2010) en esta ocasión traslada su punto de vista para fijarlo sobre otros héroes, un grupo de estudiantes surcoreanos convertidos en improvisados soldados, masacrados el 11 de agosto de 1950 en la defensa de la escuela de enseñanza secundaria para niñas de Pohang.


Por último, para cerrar este paréntesis, "The front line / Go-ji-jeon" (Hun Jang, 2011) delibera sobre la amistad y la enemistad en tiempos de guerra, aprovechando la historia de dos soldados enfrentados por la contienda coreana, cuando ésta sobreviene en sus últimos estertores y el armisticio se avista inminente.


TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TEPT)

Es un tipo específico de trastorno de ansiedad, en este caso desencadenado por una experiencia vital extremadamente traumática, como guerras, catástrofes naturales o un accidentes graves.

Una vez ha pasado el peligro, el sujeto que padece un TETP continúa experimentando la experiencia angustiosa y aterradora, que afecta a su propia vida y a la de los que le rodean.

Según el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), la última versión editada por la Asociación de Psiquiatría Estadounidense (publicada en 2013), los criterios que definen a TEPT en adultos, adolescentes y niños mayores de 6 años son:

A. Exposición a la ocurrencia o amenaza de muerte, lesiones graves o violación sexual en una (o más) de las formas siguientes:

  1. Experiencia directa del suceso/s traumático/s. 
  2. Observación directa del suceso/s ocurrido a otros. 
  3. Conocimiento de que el suceso/s traumático/s ha ocurrido a un familiar cercano o a un amigo íntimo. En los casos de ocurrencia o amenaza de muerte de un familiar o amigo, el suceso/s ha de haber sido violento o accidental. 
  4. Exposición repetida o extrema a detalles repulsivos del suceso/s traumático/s (p.ej., socorristas que recogen restos humanos; policías repetidamente expuestos a detalles del maltrato o abuso infantil).

Nota: El Criterio A4 no se aplica a la exposición a través de medios electrónicos, televisión, películas o fotografías, a menos que esta exposición esté relacionada con el trabajo.

B. Presencia de uno (o más) de los síntomas de intrusión siguientes asociados al suceso/s traumático/s y que comienza tras la ocurrencia de este último: 

  1. Recuerdos angustiosos, recurrentes, involuntarios e intrusos del suceso/s traumático/s. Nota: En los niños mayores de 6 años se pueden producir juegos repetitivos en los que se expresen temas o aspectos del suceso/s traumático/s.
  2. Sueños angustiosos recurrentes en los que el contenido y/o el afecto del sueño está relacionado con el suceso/s traumático/s. Nota: En los niños, pueden existir sueños aterradores sin contenido reconocible.
  3. Reacciones disociativas (p.ej., reviviscencias o flashbacks - recuerdos vívidos, repentinos y breves en las que los eventos traumáticos son experimentados en el presente - ) en las que la persona siente o actúa como si se repitiera el suceso/s traumático/s. (Estas reacciones se pueden producir en un continuo, y la expresión más extrema es una pérdida completa de conciencia del entorno presente. Nota: en los niños la representación específica del trauma puede ocurrir durante el juego).
  4. Malestar psicológico intenso o prolongado al exponerse a factores internos o externos que simbolizan o se parecen a un aspecto del suceso/s traumático/s.
  5. Reacciones fisiológicas intensas a factores internos o externos que simbolizan o se parecen a un aspecto del suceso/s traumático/s. 



C. Evitación persistente de estímulos asociados al suceso/s traumático/s, que comienza tras este último y que se pone de manifiesto por una o las dos características siguientes:

  1. Evitación o esfuerzos para evitar recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos acerca del suceso/s traumático/s o estrechamente asociados con este.
  2. Evitación o esfuerzos para evitar recordatorios externos (personas, lugares, conversaciones, actividades, objetos, situaciones) que despiertan recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos acerca del suceso/s traumático/s o estrechamente asociados con este.
D. Alteraciones negativas cognitivas y del estado de ánimo asociadas al suceso/s traumático/s, que comienzan o empeoran después del suceso/s traumático/s y que se ponen de manifiesto por dos (o más) de las características siguientes
  1. Incapacidad para recordar un aspecto importante del suceso/s traumático/s (debido típicamente a amnesia disociativa y no a otros factores como una lesión cerebral, alcohol o drogas).
  2. Creencias o expectativas negativas persistentes y exageradas sobre uno mismo, los demás o el mundo (p.ej., “estoy mal,” “no puedo confiar en nadie,” “el mundo es muy peligroso,” “tengo los nervios totalmente destrozados”).
  3. Cogniciones distorsionadas persistentes sobre la causa o las consecuencias del suceso/s traumático/s que hace que el individuo se culpe a sí mismo o a los demás.
  4. Estado emocional negativo persistente (p.ej., miedo, terror, enfado, culpa o vergüenza).
  5. Disminución importante del interés o la participación en actividades significativas.
  6. Sentimiento de desapego o distanciamiento de los demás.
  7. Incapacidad persistente para experimentar emociones positivas (p.ej., felicidad, satisfacción o sentimientos amorosos).
E. Alteración importante de la activación y reactividad asociada al suceso/s traumático/s, que comienza o empeora después del suceso/s traumático/s y que se pone de manifiesto por dos (o más) de las características siguientes
  1. Comportamiento irritable y arrebatos de furia (con poca o ninguna provocación) que se expresan típicamente como agresión verbal o física contra personas u objetos.
  2. Comportamiento imprudente o autodestructivo (p.ej., conducción peligrosa, uso excesivo de alcohol o drogas, conducta suicida o autolesiva).
  3. Hipervigilancia a las amenazas potenciales, ya sean relacionadas con el evento traumático o no.
  4. Respuesta de sobresalto exagerada.
  5. Problemas de concentración.
  6. Alteración del sueño (p.ej., dificultad para conciliar o mantener el sueño, o sueño inquieto). 
F. La duración del trastorno (Criterios B, C, D y E) es superior a un mes

G. El trastorno causa, de modo clínicamente significativo, malestar o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

H. El trastorno no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p.ej., medicamento, alcohol) o a otra afección médica.


NACIDO EL 4 DE JULIO

Tomando como base el libro homónimo escrito por Ron Kovic, Oliver Stone se encargó de llevar a la pantalla la crónica de este veterano miembro del cuerpo de élite de los marines norteamericanos, combatiente en Vietnam, herido de gravedad por un disparo en el tórax que le dejó paralítico en una silla de ruedas, sexualmente impotente y con una sonda urinaria permanente.



CINEFILIA

Los protagonistas de "Platoon", Tom Berenger (sargento Barnes) y Willem Dafoe (sargento Elías) interpretan dos papeles de reparto en "Nacido el 4 de julio"; más concretamente, Berenger es el sargento de reclutamiento Hayes y Defoe es Charlie, el cínico veterano alcohólico que dilapida sus días y su escasa fortuna en Villa Dulce (Méjico).




El camaleónico Willem Dafoe es Charlie

Dentro del cine bélico, esta cinta resulta arquetípica del trastorno por estrés postraumático, con el permiso de la icónica "Birdy" (Alan Parker, 1984) y de alguna que otra cinta más...



Ron Kovic fue el segundo de seis hermanos, nacido en el seno de una familia católica de origen croata, cuya infancia y juventud transcurrió en la pequeña y tranquila localidad de Massapequa (Nueva York). Alentado por el discurso de toma de posesión del presidente John F. Kennedy, tras el magnicidio del 22 de noviembre de 1963, el joven Ron decidió alistarse en los marines en septiembre de 1964 para luchar en Vietnam.

CINEFILIA

La preciosa banda sonora de esta cinta corresponde al galardonado compositor John Williams, poco más tarde  encargado también de poner música a otras dos películas de Oliver Stone ambientadas en este mismo período de la historia política de los EEUU: "JFK" (1991) y "Nixon" (1995).



Cuando Ron Kovic regresó a casa condecorado y vistiendo su vistoso uniforme de gala, comenzó a percibir el rechazo de la sociedad, incluso el de algunos miembros de su propia familia. Imbuido en su patriotismo a ultranza, entonces le llegó la hora de cuestionarse si tanto sacrificio había merecido la pena.

Siguiendo las indicaciones del DSM-5, nuestro protagonista atravesó por las siguientes circunstancias:

A. Exposición a la ocurrencia o amenaza de muerte: al menos en dos misiones Ron Kovic estuvo a punto de perder la vida en Vietnam. La primera de ellas en octubre de 1967, fue una escaramuza contra el Ejército de Vietnam del Norte en una aldea cercana al río Cua Viet. En la confusión del desordenado repliegue, Kovic abatió a su compañero Wilson (Michael Compotaro). Fuego amigo.

Kovic padece vivamente la experiencia directa del trauma, a la vez que continúa expuesto a los peligros y brutalidad de tan desigual conflicto, hasta que él mismo resultó gravemente en enero de 1968 cerca de la aldea de My Loc. Ahí comenzó su calvario. 


B. Presencia de uno (o más) de los síntomas de intrusión siguientes asociados al suceso traumático y que comienza tras la ocurrencia de este último: 
  1. Los recuerdos angustiosos, recurrentes, involuntarios del trauma sufrido le perseguirán a lo largo de su vida como excombatiente.
  2. De la misma manera lo harán los sueños angustiosos recurrentes y aterradores, como cuando se encuentra aletargado en un burdel de Villa Dulce.
  3. Reacciones disociativas como por ejemplo los flashbacks de la guerra, repetitivos y de gran viveza, le obligan a recordar una vez tras otra su dramática experiencia.
  4. Su malestar psicológico es intenso y prolongado al exponerse a factores internos o externos que simbolizan o se parecen a un aspecto del suceso traumático, llevándole incluso a un severo enfrentamiento con sus padres, Eli (Raymond J. Barry) y Patricia Kovic (Caroline Kava).
  5. Todo ello acompañado de reacciones fisiológicas intensas.



C. Evitación persistente de estímulos asociados al suceso traumático, que comienza tras este último y que se pone de manifiesto por una o las dos características siguientes:


  1. Evitación o esfuerzos para evitar recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos acerca del suceso estrechamente asociados con este.
  2. Evitación o esfuerzos para evitar recordatorios externos (personas, lugares, conversaciones, actividades, objetos, situaciones) que despiertan recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos acerca del suceso traumático o estrechamente asociados con este.
De esta manera, la explosión de unos simples petardos devuelve la mente de nuestro protagonista a los momentos más angustiosos de sus antiguos combates, llegando incluso a interrumpir su discurso conmemorativo al bloquearse totalmente.




D. Alteraciones negativas cognitivas y del estado de ánimo asociadas al suceso traumático, que comienzan o empeoran después del suceso traumático y que se ponen de manifiesto por dos (o más) de las características siguientes
  1. Incapacidad para recordar un aspecto importante del suceso traumático (debido típicamente a amnesia disociativa y no a otros factores como una lesión cerebral, alcohol o drogas).
  2. Creencias o expectativas negativas persistentes y exageradas sobre uno mismo, los demás o el mundo. La impotencia sexual secundaria a la lesión medular torácica provocan en Ron Kovic un trauma adicional, causante de la amargura y el desasosiego adicionales a este protagonista hundido psicológicamente.
  3. Cogniciones distorsionadas persistentes sobre la causa o las consecuencias del suceso traumático que hace que el individuo se culpe a sí mismo o a los demás. El ejemplo más característico es el remordimiento que perseguirá a Ron Kovic el resto de su vida al descubrir la matanza involuntaria de un grupo de mujeres, bebés y niños en la aldea vecina al río Cua Viet.
  4. Estado emocional negativo persistente (p.ej., miedo, terror, enfado, culpa o vergüenza).
  5. Disminución importante del interés o la participación en actividades significativas.
  6. Sentimiento de desapego o distanciamiento de los demás. Ron Kovic contempla en la soledad de su cuarto las fotografías de su juventud, cuando era un reputado luchador y jugador de beisbol en los equipos de su instituto.
  7. Incapacidad persistente para experimentar emociones positivas (p.ej., felicidad, satisfacción o sentimientos amorosos), aunque en este film no queda reflejado con tanta claridad, pues Ron Kovic continuó sintiendo un profundo afecto por Donna (Kyra Sedgwick), la novia que dejó para alistarse en el ejército.

Kyra Segdwick es Donna

E. Alteración importante de la activación y reactividad asociada al suceso traumático, que comienza o empeora después del mismo y que se pone de manifiesto por dos (o más) de las características siguientes
  1. Comportamiento irritable y arrebatos de furia (con poca o ninguna provocación) que se expresan típicamente como agresión verbal o física contra personas u objetos. Paradigmática es la escena en la que Ron Kovic se enfrenta con otro veterano excombatiente mientras disputan una partida de billar.
  2. Ron Kovic hace gala de comportamientos imprudentes y autodestructivos mientras reside en Villa Dulce, que le llevan incluso a ser abandonado por un taxista en pleno desierto, junto al vehemente Charlie.
  3. Hipervigilancia a las amenazas potenciales, ya sean relacionadas con el evento traumático o no.
  4. Respuesta de sobresalto exagerada.
  5. Problemas de concentración.
  6. Alteración del sueño (p.ej., dificultad para conciliar o mantener el sueño, o sueño inquieto).
F. La duración del trastorno (Criterios B, C, D y E) es superior a un mes

G. El trastorno causa, de modo clínicamente significativo, malestar o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

H. El trastorno no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p.ej., medicamento, alcohol) o a otra afección médica.



CINEFILIA

Por su papel en "El regreso" (Hal Ashby, 1978) Jon Voigt fue galardonado con el Óscar al mejor actor principal en 1979, en dura lid con otros candidatos como Warren Beaty, Gary Busey, Laurence Olivier y Robert de Niro. Éste último había sido nominado por su papel en "El cazador" (Michael Cimino, 1978), obra maestra sobre las terribles transformaciones que la Guerra de Vietnam habría ocasionado en tres muchachos ruso-americanos de la pequeña localidad siderúrgica de Clairton (Pennsylvania). La ruleta rusa elevada a obra de arte. Asimismo el TEPT marcará indeleblemente las vidas de los excombatientes Michael "Mike" Vronsky (De Niro), Steven Pushkov (John Savage) y Nikanor "Nick" Chevotarevich (Christopher Walken, Óscar al mejor actor de reparto). Destacable en este film fue la participación de John Cazale, enfermo terminal de cáncer, que tampoco llegó a ver el estreno de la película.


Igualmente Robert De Niro encarnó a otra víctima de un trastorno de estrés postraumático, el huraño Travis Bickle de "Taxi driver" (Martin Scorsese, 1976), un desequilibrado excombatiente de la Guerra de Vietnam que conduce insomne un taxi por las calles de Nueva York mientras intenta proteger a la prostituta infantil Iris "Easy" Steensma (Jodie Foster).




Una excepción, "Boinas verdes" (Ray Kellogg, 1968), protagonizada por John Wayne como el rocoso coronel Mike Kirby, intentó justificar la intervención militar estadounidense en Vietnam, una tentativa motivadora para unas tropas sabedoras de que aquella guerra se iba a perder definitivamente.


CINEFILIA



La última aparición en público de John Wayne fue precisamente para presentar el Óscar a la mejor película en 1979. La afortunada fue "El cazador"...



Los boinas verdes constituyen las Fuerzas Especiales del Ejército de los EEUU. Fundados en 1952 inspirados en el modelo de los SAS británicos (Special Air Service). Su característica boina verde representa un símbolo de excelencia militar. Llegaron a Vietnam a principios de los 60 como asesores militares para convertirse posteriormente en una de las fuerzas más eficaces en el sureste asiático.


El director, guionista y productor de cine Oliver Stone participó en la Guerra de Vietnam como soldado de infantería. Fruto de sus experiencias fueron películas como "Platoon" (1986), merecedora del Óscar al Mejor Director, "Nacido el 4 de julio" (1989) y "El cielo y la tierra" (1993), ésta última enfocada desde la perspectiva de la viuda vietnamita de un soldado americano.


En este último film, como en "Recuerdos de guerra" (Norman Jewison, 1989), somos testigos de la marginación de los soldados en su retorno personificados para la ocasión por el sargento Steve Butler (Tommy Lee Jones), que regresa a EEUU casado con la vietnamita Le Ly (Hiep Thi Li), y en el segundo caso por el traumatizado veterano Emmett Smith (Bruce Willis).


En su particular trilogía, el cineasta neoyorkino llevó a las pantallas los sentimientos de frustración y derrota imperantes en una parte considerable de la sociedad norteamericana una vez finalizado el conflicto. Es el llamado síndrome de Vietnam.


A muchos ciudadanos les costaba entender por qué 58000 de sus mejores jóvenes habían perdido la vida en una guerra desplegada a miles de kilómetros de la patria, y que tras más de una década de combates había dejado además 300000 heridos, 2000 desaparecidos, miles de lisiados, paralíticos, amputados, enfermos mentales, drogadictos y centenares de veteranos con problemas de adaptación a la vida civil. 

Inaceptables pérdidas materiales y humanas para nada, pues finalmente el ejercito estadounidense se retiró de Vietnam sin poder evitar que poco tiempo después la nación asiática fuera unificada bajo un gobierno comunista.



El polémico "Hearts and Minds" (Peter Davis, 1974) fue agraciado con el Oscar al mejor documental en 1975. Premiado además en el Festival de Cannes, levantó su dedo acusador contra la postura gubernamental de los EEUU en la guerra de Vietnam. Algunos críticos lo han definido como un potente antídoto ante la frágil memoria histórica.


En "Apocalypse Now" (Francis Ford Coppola, 1979) también se cuestiona la intervención de los EEUU en Indochina, dilapidando billones de dólares en armas y pertrechos., contra unos nativos que llevaban décadas batallando contra la dominación japonesa y europea (en especial francesa).


Cuando los veteranos de la Guerra de Vietnam regresaron a casa, a diferencia de sus abuelos y padres excombatientes de las grandes guerras mundiales, fueron recibidos con hostilidad e indiferencia. Las masacres y atrocidades sufridas por la población civil vietnamita constituyeron una potente propaganda en su contra. Muchos norteamericanos no entendieron la implicación de su país en batallas tan lejanas, cuando por ejemplo la entrada en la Segunda Guerra Mundial había sido provocada por el ataque japonés contra la base naval de Pearl Harbour (1941), una bárbara agresión en pleno territorio nacional.


El verdadero Ron Kovic con Tom Cruise

Las experiencias de los veteranos del Vietnam poco o nada tienen que ver con aquel otro tratamiento recibido por los heridos de la Segunda Guerra Mundial,tal y como que podemos apreciar en cintas como "Hombres" (Fred Zinnemann, 1950), protagonizada por Marlon Brando encarnando al teniente Ken Bud Wilozek.




Marlon Brando es Ken Wilozek

La sensación de sacrificio inútil se agudizó en cintas como "La colina de la hamburguesa" (John Irvin, 1987), el relato pormenorizado de una auténtica carnicería padecida por los sufridos soldados americanos que intentaban apoderarse de de un cerro, la colina 937, y que una vez conquistado pierde todo su valor estratégico.


Aquella colina también olía a victoria...



Hasta el genial Stanley Kubrick dejó para la posteridad su particular visión del conflicto vietnamita en "La chaqueta metálica" (1987), ocupando gran parte de su metraje inicial en la formación y adoctrinamiento de los marines estadounidenses, brutal adiestramiento del que todas las películas de este especial subgénero pasaron de largo.



Víctimas de las restricciones presupuestarias y de la reducción de personal, los hospitales que acogían a los heridos y mutilados resultaron insuficientes e indignos, como el Hospital del Bronx que albergó a Ron Kovic (Tom Cruise) y sus camaradas en "Nacido el 4 de julio", donde las ratas campaban a sus anchas entre la suciedad extrema.




Los cuidados de la enfermera Washington (Billie Neal)...

Atendidos en aquellos tiempos por personal mayoritario de color, aquellos celadores y enfermeras mostraron a Ron Kovic su disconformidad ante una guerra que ellos mismos identificaban como de blancos y ricos. Recordemos que entre 1960 y 1970 el Movimiento por los derechos civiles se encontraba en plena efervescencia reivindicativa, coincidiendo con el fragor de la Guerra de Vietnam. Tales sentimientos y emociones no resultaban entonces nada contradictorios. Para entendernos tan solo este apunte: en 1971 el Ku Klux Klan puso bombas en 10 autobuses escolares no segregacionistas en Michigan...



Las quejas por la deficiente atención hospitalaria resultaba cuanto menos sorprendente, máxime si tenemos en consideración que el dispositivo de emergencias para la evacuación de los heridos en combate ahorró infinidad de bajas al ejército de EEUU (unas 200000 en lugar de las 58000 que realmente se produjeron), pero disparando el número de discapacitados físicos y psíquicos, que desbordaron un sistema asistencial no preparado para tales avalanchas.

CURIOSIDADES

3 de los 5 primeros presidentes de los Estados Unidos fallecieron un 4 de julio: John Adams y Thomas Jefferson (1826) además de James Monroe (1831). Por su parte Calvin Coolidge, trigésimo presidente, nació el 4 de julio de 1872.



Por cierto, Tom Cruise nació el 3 de julio de 1962...


EL REGRESO


"Quedas inútil en una guerra a la que no les ves lógica alguna. Luego vuelves aquí y no tienen ni el detalle de preguntar cómo te encuentras... Tengo una condecoración: me la entregó un maldito subteniente que ni siquiera estuvo en la guerra".

Según Jane Fonda, Óscar a la mejor actriz principal, la historia de Ron Kovic inspiró el guión de esta película, firmado por Waldo Salt, Robert C. Jones y Nancy Dowd.



Esta actriz, mito sexual de los 60 y los 70, especialmente tras su intervención en "Barbarella" (Roger Vadim, 1968), encarnó el papel de Sally, la esposa del capitán Bob Hyde (Bruce Dern), enamorada en su ausencia del sargento Luke Martin (Jon Voigt), un excombatiente del Vietnam paralítico y condenado a vivir permanentemente en una silla de ruedas.



Jane Fonda fue una intensa activista contra la guerra de Vietnam. El 3 de noviembre de 1970 fue detenida por la policía de Cleveland al intentar introducir un alijo de pastillas supuestamente narcóticos. Su ficha policial se convirtió en un icono popular.



Jane Fonda es Barbarella

"El retorno" fue una de las primeras películas en presentar sin cortapisas las relaciones sexuales entre una persona discapacitada y otra que no lo era. En el pasado, todo un clásico del cine como la siete veces oscarizada "Los mejores años de nuestra vida" (William Wyler, 1945), aprovechaba el regreso de tres veteranos de la Segunda Guerra Mundial para rozar tangencialmente este tipo de relaciones afectivas, encubiertas y difuminadas por la moral entonces imperante.


Mientras trabaja como voluntaria en el hospital de veteranos, Sally va tomando verdadera conciencia sobre la situación real en la que allí viven los soldados lesionados y mutilados: camas insuficientes, restricciones de cuidadores, hacinamiento... En todas las escenas hospitalarias, los pacientes son verdaderos excombatientes de la guerra de Vietnam.

CINEFILIA

Para el papel de Luke, los responsables del casting valoraron diferentes opciones, como Jack Nicholson o Al Pacino, ambos en la cumbre de sus carreras profesionales. También pensaron en Silvester Stallone, el popular protagonista de la saga inaugurada por "Rambo. Acorralado" (Ted Kotcheff, 1982), las desventuras del veterano John James Rambo, un ex boina verde experto en técnicas de supervivencia y guerra de guerrillas. Una visión biendiferente del mismo conflicto.



CURIOSIDADES

Las camas circoeléctricas aparecen en "El Regreso" y en "Nacido el 4 de julio". Son camas ortopédicas antiescaras utilizadas por pacientes politraumatizados, con lesiones medulares (como Ron Kovic y Luke Martin) y también en grandes quemados.



CINEFILIA

Tanto Hal Ashby, director de esta cinta, como Haskel Wexler, director de fotografia, realizan sus correspondientes cameos en "El regreso".




Hal Ashby (1929 - 1988)

EL TRASTORNO DE ESTRES POSTRAUMÁTICO DE BILL MUNSON

Si bien a lo largo de "El regreso" podemos comprobar en Luke Martin varios síntomas del TEPT comentados con anterioridad, entre los veteranos hospitalizados existe un caso particular, el de Bill Munson (Robert Carradine). Según su hermana y cuidadora, Vi Munson (Penelope Milford) el chico prestó servicio militar en Vietnam durante apenas 2 semanas. Sin desvelarnos cuál fue la causa de su perturbación mental, lo cierto es que al volver a casa fue internado en el pabellón psiquiátrico del hospital.

Personaje de enorme sensibilidad, con su sempiterna guitarra encarna a los millares de jóvenes que mediante la canción protesta se revelaron contra el sinsentido de la guerra. Su final es dramático: suicidio por embolia gaseosa (inyección de aire directamente en su venas).



CINEFILIA

Robert Carradine fue también uno de los protagonistas de otro colosal film bélico "Uno rojo, división de choque" (Sam Fuller, 1980), un itinerario épico a través de las batallas más relevantes de la Segunda Guerra Mundial.

EL TRASTORNO DE ESTRES POSTRAUMÁTICO DEL CAPITÁN BOB HYDE

No vamos a repetir de nuevo los argumentos empleados anteriormente en los casos de Ron Kovic, Luke Martin o Bill Munson. El capitán de Marina Hyde (el siempre efectivo Bruce Dern) corre por las pistas del campamento a la espera incorporarse a Vietnam. De fondo suenan los acordes del "Out of time" de los Rolling Stones, que también sirven para cerrar los créditos de la película.




Bruce Dern es Bob Hyde

Tras una breve estancia en el frente, retorna herido en una pierna por un disparo fortuito causado por él mismo. A la tremenda decepción provocada por la infidelidad de su esposa hay que añadir la amargura y frustración padecidas al ser condecorado en una guerra que tampoco comprendía y que en la que no realizó ni un solo disparo, recordándonos al tirador de élite Anthony Swofford (Jake Gyllenhaal) de "Jarhead" (Sam Mendes, 2005), que tampoco llega a emplear su arma en la operación Tormenta del Desierto.




Jake Gyllenhaal es Anthony Swofford

Profundamente deprimido y sin esperanza en el futuro, pone fin a sus días sumergiéndose en las turbulentas aguas del Océano Pacífico californiano.

CINEFILIA

En "Senderos de gloria" (Stanley Kubrick, 1957) y en "Patton" (Franklin J. Schaffner, 1970) recordamos dos escenas prácticamente calcadas: la dura amonestación de los mandos militares contra unos soldados aterrorizados que se negaban rotundamente a volver a entrar en combate. Dos casos más, aunque puntuales, de TEPT en el cine bélico.