domingo, 14 de diciembre de 2014

ALABAMA MONROE


"Tal vez no quiera tomar decisiones sobre la vida de otro"...
Didier (Johan Heldenbergh) en "Alabama Monroe"

"Alabama Monroe" (Felix Van Groeningen, 2012) es una película muy especial. Está basada en "The Broken Circle Breakdown", una obra de teatro concebida, dirigida e interpretada por el actor y escritor belga Johan Heldenbergh, a la sazón, también el intérprete que encarna a Didier, el protagonista masculino de la película.

El personaje y el aspecto físico de Heldenbergh nos recuerdan, en muchos aspectos, al Bad Blake (Jeff Bridges) de "Corazón rebelde" (Scott Cooper, 2009), un veterano cantante de música country alcohólico y antisocial.


El título original de la pieza teatral está relacionado con "Will the Circle Be Unbroken?", un famoso himno cristiano que data de 1907.


La versión "Can the Circle Be Unbroken", escrita por A.P. Carter, uno de los fundadores del grupo folk estadounidense The Carter Family, fue popularizada en 1972 por "Mother" Maybelle Carter (1909 - 1978) en su colaboración con el grupo californiano The Nitty Gritty Dirt Band. Este tema presenta unas particulares características que corresponden a un cántico fúnebre.


CINEFILIA

Simplemente recordar que Maybelle Carter fue la madre de la cantante June Carter (1929 - 2003), esposa y pareja artística del inolvidable Johnny Cash (1932 - 2003), cuya turbulenta relación sirvió de base para otro estupendo y laureado film, "En la cuerda floja" (James Mangold, 2005), protagonizado por Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon.


MÁS CINEFILIA

Didier toca el banjo, porque se define demasiado torpe para la guitarra. En "Deliverance" (John Boorman, 1972) existen unas escenas inolvidables en las que se demuestra que el arte de tocar la guitarra y el banjo no distingue entre virtuosos...


Contemplando "Alabama Monroe" nos convertimos en los privilegiados espectadores de un film singular, que conjunta una intensa historia de amor, una banda sonora especializada en el más puro estilo bluegrass, unos conflictos políticos y religiosos junto al drama que representa para cualquier pareja la pérdida de su pequeña hija, víctima de una leucemia. Y esto esquivando en todo momento la sensiblería y las lágrimas fáciles, con una inteligencia exquisita.

Este film acaparó múltiples galardones y nominaciones, entre ellas, la de candidata al Óscar como mejor película de habla no inglesa, premio que finalmente acabaría conquistando "La gran belleza" (Paolo Sorrentino, 2013).

Su línea argumental es simple y directa: Didier, integrante de una banda de músicos especializados en el country norteamericano, se enamora de Elisa (excepcional y premiada interpretación de Veerle Baetens) una atractiva tatuadora criada en la fe católica tradicional. Didier, un antiguo rockero punk reconvertido al folk y que habita en una vieja caranavana, se confiesa incondicional de "Manzanita", en su opinión el mejor disco del guitarrista virginiano Tony Rice.


Elisa y Didier vivirán una idílica historia de amor y pasión, hasta que ella se queda encinta, inesperadamente...


Desde su llegada al mundo, la pequeña Maybelle (convincentemente encarnada por la pequeña actriz Nell Cattrysse) pasa a ocupar el centro del universo familiar, mientras sus padres continúan actuando sobre múltiples escenarios con su banda habitual.

El 11 de septiembre de 2001, mientras en Nueva York se derrumbaban las Torres Gemelas como consecuencia de un espantoso ataque terrorista, la pequeña Maybelle comenzaba a dar sus primeros pasos. Entonces, la alegría reinaba en aquella familia.

El pájaro que se estrella contra la mampara de cristal del porche resulta una hermosa metáfora que nos explica cómo la niña se enfrenta, por primera vez en su vida, al penoso concepto de la muerte. ¿Cómo un padre ateo debe explicarle a una chiquilla que la vida finaliza así, de repente? 

LEUCEMIA

En el cine no resulta sencillo representar la enfermedad infantil sin sucumbir a tentaciones simplistas y sentimentales.

Con anterioridad, en este mismo blog, hemos reflexionado sobre cuestiones similares estimulados por películas como "Planta 4ª" (Antonio Mercero, 2003) o "Camino" (Javier Fesser, 2008).

En un intento de comprender sus ilusiones y sufrimientos, algunos cineastas han escogido el socorrido formato del diario o de las cartas escritas por los niños y adolescentes enfermos de cáncer, como ocurre por ejemplo en  "Cartas a Dios" (2009) o en "Vivir para siempre" (Gustavo Ron, 2010), cosechando críticas muy dispares.



En junio de 2006, en el hospital infantil de Gante (Bélgica), la pequeña Maybelle, con apenas 6 años de edad, inicia su lucha contra la leucemia. La enfermedad comenzó con síntomas banales, cansancio, hematomas espontáneos y pequeñas hemorragias...

Pero, esta película, no se centra tanto en el sufrimiento de la niña (aunque sí existen referencias explícitas de los vómitos provocados por la quimioterapia, la alopecia iatrogénica, las bombas de infusión de los fármacos, la dolorosa punción lumbar...) sino en cómo su enfermedad se va convirtiendo progresivamente en la profunda hendidura que terminará dinamitando el amor entre sus padres. Poco a poco, Elisa y Didier van desapareciendo... y su vacío será ocupado por Alabama y Monroe, dos seres completamente incompatibles.


Nell Cattrysse es Maybelle

En nuestra modesta opinión, las emotivas escenas del entierro de Maybelle son dignas de a aquellas otras correspondientes al pequeño Brian, en la obra maestra "Barry Lindon" (Stanley Kubrick, 1975)


CINEFILIA

La niña es una entusiasta de "Mega Mindy", una serie infantil de la televisión flamenca sobre una simpática heroína que todavía se emite en la actualidad.

Free Souffriau es Mega Mindy

TRASPLANTE DE MÉDULA

Ya en la película "La decisión de Anne" (Nick Cassavettes, 2009) se nos planteaban una serie de espinosas cuestiones relacionadas con la leucemia y los trasplantes medulares.

En el caso que nos ocupa, entendemos que la pequeña Maybelle fue sometida a las denominadas terapias de inducción y consolidación para combatir su leucemia. La elección del trasplante medular se reserva para aquellos casos en los que desafortunadamente la enfermedad desarrolla una recidiva.


El Doctor (Jan Hammenecker) comunica a los padres el fracaso de la quimioterapia y la necesidad de una nueva terapia.

TERAPIA CON CÉLULAS MADRE

Junto a la grave enfermedad de la niña, la controversia provocada sobre este tipo de tratamiento actúa como detonante de la crisis sentimental entre Elisa Y Didier. Ella, católica convencida, le regala a su hijita un crucifijo familiar, para que siempre se sintiera amparada; él, ateo recalcitrante, maldice a aquellos que por decisiones políticas (el mal personalizado en el presidente George Bush Jr.) impiden el desarrollo de las investigaciones con células madre.

La Sociedad Americana contra el Cáncer dispone de una información muy concreta respecto al tratamiento de la leucemia infantil con altas dosis de quimioterapia y trasplante de células madre, donde se detallan las ventajas y los inconvenientes de esta opción terapéutica.