miércoles, 6 de enero de 2010

MAGNIFICENT 7



Cuando lean el título de esta entrada tal vez piensen que nos hemos confundido: ¿qué pinta un western clásico en un blog sobre medicina y cine?... Tal vez esta circunstancia podría darse si hubiera alguna razón médica que por ejemplo así lo justificara, en "Los Siete Magníficos" (John Sturges, 1960)...



Pero esta vez vamos a referirnos a otro tipo de héroes, sin caballos ni pistolas, aunque a alguno de ellos a veces le encante disfrazarse de vaquero... Ellos son los entrañables protagonistas de "Magnificent 7" (Kenneth Glenaan, 2005), una película sobre el espectro autista.


En la pantalla, su precedente más inmediato fue el telefilm británico "My Family and Autism" (Frank Landsman, 2003), el documental sobre la familia Jackson con varios de sus miembros incluidos dentro del espectro autista.

El autismo puede afectar al 1% de los niños; a pesar de las investigaciones más recientes, todavía se desconoce su causa real y su verdadera cura. 

Se trata de un trastorno que fundamentalmente se caracteriza por la dificultad para comunicarse y relacionarse con los demás. Los niños autistas, cuyo desarrollo suele ser normal hasta los 2 años de edad, de repente involucionan, se vuelven retraídos, enmudecen, rehuyen el contacto visual y son víctimas de frecuentes e injustificados berrinches.



Jacqui Jackson con sus cuatro hijos autistas (de izda a dcha: Mathew, Luke, Ben y Joe)



El libreto original fue escrito por Sandy Welch, guionista de los primeros episodios de la serie televisiva "Norte y Sur". Se inspiró en la vida real de Jacqui Jackson, una abnegada madre británica con siete hijos, 3 mujeres (una de ellas dentro del espectro autista) y 4 varones, todos ellos autistas. Jacqui se graduó en Ciencias Sociales en la Open University del Reino Unido, y realizó su doctorado en la Universidad de Coventry, precisamente sobre las particulares características sensoriales de los niños autistas.

Y todo ello teniendo en cuenta el siguiente cuadro patológico familiar:
  • Matthew, el hijo mayor, prematuro al nacer y afectado de dislexia y dispraxia, con manifiestos desórdenes en su motricidad, que no le impidieron ingresar finalmente como cadete en la Armada Británica.
  • Luke, también con dispraxia y diagnosticado de un Síndrome de Asperger, un trastorno generalizado del desarrollo que se caracteriza por el déficit de empatía de los afectados. Representado en el film por el personaje de Christopher, Luke escribió a los 13 años un libro titulado "Freaks, Greeks and Asperger Syndrome: A User Guide to Adolescence", en el que relató su experiencia personal como paciente. Incluso ha trabajado como tertuliano en la emisora Radio 4 de la BBC dentro de su programa Home Truths.
  • Joe, que padece un trastorno de hiperactividad con déficit de atención. En el film lo identificamos con el revoltoso Davey.
  • Ben, nacido también prematuramente y autista, alérgico al ruido, a la ropa y a la luz, el más desvalido de todos, el Curtis de la ficción.
  • Sarah, diagnosticada de un desorden del espectro autista.
  • Rachel y Anna, sanas, sin ningún trastorno.
En la ficción, la protagonista es interpretada por Helena Bonham Carter, actriz que literalmente se mete en la piel de su personaje de manera harto convincente. En la película es Maggi Jackson.


Helena Bonhan Carter como Maggi Jackson

Durante 12 meses, desde la víspera de Navidad, nos iremos introduciendo poco a poco en la vida de la familia Jackson, conociendo a todos sus miembros, uno por uno. Viven en una casa unifamiliar cercana al parque de atracciones de Blackpool, localidad costera del noroeste de Inglaterra.



La montaña rusa que se divisa detrás de su domicilio bien pudiera simbolizar los constantes altibajos de su azarosa vida colectiva.

El primero en aparecer es Curtis (Thomas Reford), con sus sempiternas gafas de nadar y orejeras, a pesar de su edad todavía con pañales y chupete; presenta además serias dificultades para andar a causa de su dispraxia.

Inmediatamente conocemos al brillante Christopher (Chistopher Parkinson), el fotógrafo minimalista, con su habitación decorada con figuras planetarias y motivos espaciales.

El siguiente en aparecer es el travieso Davey (Joshua Thurston), fascinado por las cerillas, un revoltoso constantemente perseguido por su madre y hermanas, una especie de disparatado cantante de pop aficionado que duerme en el suelo, en un colchón bajo el que oculta diferentes modelos de pilas.

El último es el mayor, Richard (Duane Lomax) al que no vemos prácticamente hasta el final, pues desde las escenas iniciales permanece encerrado en su habitación, de la que pretende no salir hasta el Boxing Day (26 de diciembre).

Completan la prole las 3 hermanas, la pequeña y atlética Rebekah (Polly Thompson), Louise (Holly Grainger) y Elizabeth (Anna Sainsbury).

Observamos a Maggi ordenando la compra del supermercado, separando los alimentos con gluten, para las chicas, de los sin gluten, para los muchachos. Tiene diferentes candados en las alacenas de la cocina, para evitar que sean abiertas sin su supervisión. Las puertas de la casa también presentan cerraduras de seguridad, que a veces resultan insuficientes... Los muebles de cocina tienen letreros pegados, para que cada cual sepa dónde están los alimentos. Algunas habitaciones, como la de Curtis, tiene carteles con dibujos que indican por ejemplo dónde está la llave de la luz...



Las dos familias Jackson, la real y la cinematográfica...

El pequeño Curtis suele desvelarse asustado por las noches. Maggi acude para confortarlo pero con frecuencia suele quedarse dormida, completamente agotada. En la realidad, la verdadera Jacqui Jackson recordaba no haber dormido más allá de 3 horas seguidas durante los últimos 20 años de su vida...

El despertador no funciona, porque alguien le ha quitado las pilas... Son las 11 de la mañana y Maggi todavía no ha preparado el típico pavo de la comida de Navidad. Con toda su prole, se ve obligada a aceptar la amable invitación de su vecina, la Sra. Jeanette Atkins (Jacqueline Leonard).

Casi siempre, la mirada personal del niño autista sobre el mundo que le rodea está cuidadosamente tratada gracias a los planos subjetivos de Christopher; observamos cómo el chico se fija más en las formas geométricas, en las luces, en los colores, en los animales; no presta demasiada atención a las personas. Prefiere fotografiar objetos: la esquina de un mueble, una alarma antincendios, los zapatos... Algunos invitados alaban la personalidad artística del muchacho. Recordemos aquí cuánto se ha especulado sobre la supuesta relación entre genialidad y autismo...

Otro de los síntomas característicos del espectro autista se nos muestra esta vez con Curtis, incomprensiblemente asustado, descontrolado y fuera de sí, gritando al descubrir entre los regalos el muñeco de un payaso con la ropa y pelo rojos.

Ahora es el turno de Davey, empeñado en jugar al Monopoly, muy enfadado porque los demás no le dejan hacerlo. La fiesta finalizará para la familia Jackson cuando Curtis y Davey causan un verdadero estropicio en el cuarto de baño de la Sra. Atkins...

CINEFILIA

"Un viaje inesperado" (Gregg Champion, 2004) es un telefilm norteamericano que aborda una situación similar a la que nos ocupa. Una joven madre soltera, Corrine Morgan-Thomas (Mary-Louise Parker) descubre que sus hijos mellizos son autistas cuando éstos cumplen 5 años. Philip (Bubba Lewis) se limita a repetir lo que escucha, mientras Steven (el popular ídolo juvenil Zach Efron) es completamente no verbal. La madre deberá luchar contra los sistemas sanitario y educativo para conseguir el pleno desarrollo de sus hijos.



Los hermanos Steven (Zach Efron) y Philip (Bubba Lewis)


Finalmente Corrine fundará la Miracle Run Foundation, dedicada a la investigación sobre el autismo. Junto a Gary Brozek, también es la autora del libro "Miracle Run: Watching My Autistic Sons Grow Up and Take Their First Steps into Adulthood".



Además de mostrarnos hechos más o menos anecdóticos, como la admiración que despierta en ambos hermanos el personaje de Rocky Balboa (inmortalizado por Sylvester Stallone) como ejemplo de superación, o las especiales habilidades que desarrollan (Philip ajedrez y música, Steven deporte), lo más interesante de este telefilm es la controversia que genera respecto a la denominada educación inclusiva, lo cual lo convierte en un material muy interesante para el debate.


CONVIVIENDO CON EL AUTISMO...

Toca revisión de los Jackson en las oficinas de los servicios sociales de Lancashire. Una psicóloga le muestra a Christopher el dibujo de un rostro sonriente. Cuando ella señala la boca de de la imagen y le pregunta qué es, él le contesta que una raya de lápiz pintada sobre el la cartulina. Cuando ella señala su propia boca sonriente y le pregunta a Christopher si está contenta o triste, él no sabe contestar. Como veíamos anteriormente, la falta de empatía, es decir, la dificultad para reconocer los estados emocionales ajenos es característica del Síndrome de Asperger.

La ficción cinematográfica se enriquece con la relación sentimental emprendida por Maggi con Dimitri, un vigilante escolar que aquí es interpretado por el espigado Bruno Lastra, al que recordamos en España por su participación como "Medina" en la popular serie televisiva "Los simuladores". Como simple anécdota destacamos que Lastra ha desarrollado durante bastante tiempo su carrera artística en el Reino Unido.




Todos los Jackson, excepto el pequeño Curtis, se apuntan a un gimnasio para aprender taekwondo, arte marcial en la que Jacqui Jackson alcanzó el cinturón negro.

Resultan muy emotivas las escenas en las que Jacqui realiza una defensa a ultranza de sus hijos, de sus particularidades, de sus necesidades como personas y pacientes. Aquí radica verdaderamente la importancia de este film y la calidad de su mensaje.

De nuevo es Navidad. Todos están reunidos alrededor de la mesa cantando "Lady Madonna" de The Beatles. Curtis permanece debajo de ella, acariciando el perro...

"Lady Madonna, children at your feet.
Wonder how you manage to make ends meet..."

11 comentarios:

DOCTOR ALBEIROS dijo...

Una idea muy interesante: libros de características especiales para niños con autismo, síndrome de Down...

Ver:

http://www.kalandraka.com/blog/2010/02/05/makakinos-dia-a-dia-autonomia-e-integracion/#more-6335

DOCTOR ALBEIROS dijo...

Los niños con trastornos del espectro autista fallan en el reconocimiento de la expresión facial de los demás. Además tienen una menor capacidad para dar coherencia global a los objetos que observan o perciben.

Manuel Ojea Rúa, catedrático de instituto y profesor de la Universidad de Vigo, ha conseguido un método para que los niños autistas puedan desarrollar sus emociones.

El programa de desarrollo de la compresión social consiguió que los niños autistas aprendieran 15 emociones básicas, reconciendo a cada una en un dibujo, relacionándolas y discriminándolas.

Tenían que reconocer una emoción, imitarla, pintarla, recortar el dibujo de cada emoción y luego relacionarla con objetos y situaciones de la vida cotidiana.

Una investigación realizada exclusivamente desde Ourense...

Anónimo dijo...

como y donde puedo conseguir esta pelicula ya que llevo un par de años tratando de encontrarla para verla, existen paginas para descargar pero sin subtitulos si me puediera ayudar ya que la necesito con mas urgencia que nunca para una clase de la universidad en la cual estamos biendo todo lo que es el espectro autista.

saludos
Lissete Hichins
Estudiante de fonoaudiologia

DOCTOR ALBEIROS dijo...

Estimada Lisette: la verdad es que es una película muy difícil de conseguir. La copia que yo tengo la conseguí por Internet, de un particular que me la envió desde los Estados Unidos...

Probablemente la grabó de la TV, pues está en formato telefilm... Está en su versión original en inglés, sin subtítulos...

Tal vez algún centro u asociación que trabaje con este tipo de pacientes disponga de una copia subtitulada o traducida al castellano...

Quedo a tu disposición. Un saludo y gracias por tu amable comentario.

DOCTOR ALBEIROS dijo...

Publicado en DIARIO MÉDICO:

"Dos nuevos estudios han identificado otras mutaciones genéticas que parecen elevar el riesgo de trastorno del espectro autista y retraso mental.

Los trabajos han sido publicados en NATURE GENETICS.

El trastorno del espectro autista y el retraso mental son dos alteraciones clínicas del neurodesarrollo con una compleja base genética. En ambas afecciones se ha demostrado la influencia en un grado elevado de la carga hereditaria y en algunas ocasiones se presentan asociadas a síndromes genéticos como el de X frágil o el de Rett.

Aunque todavía no se ha podido aclarar en su totalidad la base patológica y genética del retraso mental y del autismo, los trabajos sobre esos aspectos de ambas alteraciones se suceden aportando cada vez más luz.

Y así lo hacen dos estudios publicados en Nature Genetics y que han desvelado nuevas pistas tanto en el autismo como en el retraso mental.

Gudrun Rappold, del Departamento de Genética Humana Molecular de la Universidad de Heidelberg (Alemania), ha dirigido uno de esos estudios, en el que se analizaron 580 pacientes con discapacidad intelectual o autismo y que permitió la identificación de las mutaciones del SHANK2 en varios individuos no relacionados.

Este hallazgo estrecha el vínculo entre los defectos de las estructuras sinápticas y el trastorno del espectro autista.

En trabajos anteriores se había detectado que determinados genes implicados en la sinapsis neuronal parecían influir en el desarrollo del autismo, lo que sugiere que el adecuado funcionamiento de las estructuras sinápticas es esencial para el desarrollo del lenguaje y las habilidades sociales y cognitivas.

El segundo trabajo, llevado a cabo por el grupo de científicos de Jozef Gecz, de los departamento de Pediatría y de Genética y Patología Molecular en la Universidad de Adelaida (Australia), ha hallado mutaciones en el gen IQSEC2 que al parecer son responsables del retraso mental en cuatro familias distintas analizadas en ese país.

DOCTOR ALBEIROS dijo...

RECOMENDACIONES PROFESIONALES A LOS MEDIOS EN EL TRATAMIENTO DEL AUTISMO

http://www.aetapi.org/biblioteca/documentos_aetapi/protocolo_comunicacion.pdf

DOCTOR ALBEIROS dijo...

Boletín informativo de AUTISMO ESPAÑA

http://info.autismo.org.es/AE/infoAutismo/Boletin_20110620/

aloysius dijo...

Manuel Ojea Rúa publica un nuevo libro con el título “Trastorno del Espectro Autista de bajo funcionamiento: Comunicación basada en imágenes y el acto de señalar”

http://autismomadrid.es/2012/02/17/libro-de-manuel-ojea-trastorno-del-espectro-autista-de-bajo-funcion/

Anónimo dijo...

Necesito conseguir esta pelicula, llevo años buscandola y no logro encontrarla, si alguien la tiene por favor pudiera enviarmela m_rebolledoamador@msn.com

gracias

aloysius dijo...

"El autismo comienza durante el embarazo. Son pequeñas señales en el cerebro de un feto pero, según un equipo de la Universidad de California, la Escuela de Medicina de San Diego y el Instituto Allen el Estudio del Cerebro, en EE.UU., son las primeras señales de que el autismo se está desarrollando"...
http://www.abc.es/salud/noticias/20140328/abci-autismo-origen-201403280909.html

DOCTOR ALBEIROS dijo...

"Las variaciones en el número de copias en un punto importante específico del brazo corto del cromosoma 16, por ejemplo, se han asociado con el autismo. Al comparar el ADN de chimpancés, orangutanes, un neandertal y un denisovano (otro ancestro humano) con los genomas de más de 2.500 seres humanos contemporáneos, muchos de ellos con autismo, un miembro del grupo de Eichler, Xander Nuttle, ha sido capaz de ver cómo este área del cromosoma ha sufrido cambios significativos a lo largo de la historia evolutiva. Se conoce como BOLA2 y parece promover la inestabilidad. La mayoría de primates no humanos tienen dos copias del gen: los neandertales tienen dos, los seres humanos contemporáneos entre tres y 14, y en casi todas las muestras que los investigadores han estudiado aparecen múltiples copias del gen. Esto sugiere que las copias adicionales del gen BOLA2, que predispone a las personas a trastornos del neurodesarrollo como el autismo, también deben conferir algún beneficio genético para la especie humana. De lo contrario, la presión evolutiva habría acabado con las duplicaciones del genoma. En otras palabras, las mismas duplicaciones que pueden conducir al autismo también pueden crear lo que Eichler denomina "criaderos" genéticos en los que surgen nuevas variantes de genes que mejoran la cognición o algún otro rasgo humano". http://www.technologyreview.es/biomedicina/46674/como-resolver-el-rompecabezas-del-autismo/