lunes, 28 de diciembre de 2009

THE FINAL INCH



"Por cada 200 niños infectados por el virus de la polio, sólo 1 tendrá los síntomas...; cuando se identifica a 1 niño con la polio, se sospecha que hay otros 500 infectados por el virus..."


Comencé a escribir esta entrada el día de los Santos Inocentes del año 2009, y por razones festivas injustificables terminé cuando los dígitos del 2010 han comenzado a adueñarse de todos los calendarios. En este intervalo de tiempo hice un breve comentario sobre la poliomielitis en nuestro blog hermano, "Cartas de Aloysius". Confieso que tenía a esta temible patología medio olvidada en el baúl de los recuerdos. Me fié de todo lo que me contaron sobre ella en la Facultad de Medicina, hace ya demasiados años.

La polio ha sido el ejemplo clásico utilizado para explicar cómo una campaña de vacunación perfectamente articulada a nivel mundial es capaz de erradicar una enfermedad infecciosa. O casi...

Durante este miniperiodo vacacional navideño he descubierto dos blogs muy interesantes, que además están escritos por pacientes: "La polio y yo" (http://persefone90.blogspot.com/) y "Con ruedas y a lo loco" (http://conruedasyaloloco.wordpress.com/).

Gracias al primero de ellos, compartí las vivencias personales de una mujer atormentada por el síndrome postpolio. Mediante el segundo, descubrí la lucha por la capacitación de los pacientes en silla de ruedas. Y de paso, también hallé una información esencial sobre el documental del que vamos a ocuparnos, "The Final Inch" (Irene Taylor Brodsky, 2009).




La poliomielitis es una enfermedad infecciosa transmitida por un enterovirus, del que se conocen 3 serotipos principales: el tipo I o Brunilda, el tipo II o Lasing y el tipo III o León. El ser humano constituye su único reservorio, y la transmisión es por vía oral - fecal, fundamentalmente mediante la ingestión de agua contaminada por el agente causal.

El poliovirus es neurotrópico, mostrando apetencia por la sustancia gris, deteriorando y destruyendo las neuronas motoras. Las lesiones más frecuentes se sitúan a nivel de las astas anteriores de la médula espinal y en los núcleos motores del tronco encefálico, incluyendo el cerebelo.

Las lesiones centrales pueden causar la muerte por parálisis respiratoria. El resto de las afectaciones incluyen desde cuadros prácticamente asintomáticos hasta la parálisis flácida de diferentes grupos musculares.




Producida al alimón por la HBO, Vermilion Films y Google.org, esta película estuvo nominada al Oscar como mejor documental en 2009 , y nos muestra la cruda realidad de la polio en la India. Todavía existen países en los que esta enfermedad es endémica: India (685 casos en el último año), Pakistán (84 casos), Afganistán (31 casos) y Nigeria (388 casos). ¿Por qué? Viendo este documental tal vez encontremos las claves del problema y sus posibles soluciones.

http://www.polioeradication.org/casecount.asp


A modo de prólogo, en sus primeros fotogramas observamos una cita del escritor Alexander Solzhenitsyn:

"no abandonar el trabajo, no posponerlo, no creer que debemos terminar esto rápidamente, pero sí en hacerlo a la perfección"


Una de las escenas iniciales nos muestra a un joven con ambas extremidades inferiores afectadas por la polio adaptándose unos aparatos ortopédicos que le permitan deambular. No dispone de bastones; únicamente cuenta con la fuerza motriz de sus dos brazos. A continuación, un pequeño llora mientras alguien le toma medidas de sus piernas paralizadas para fabricarle otra prótesis de su medida. Estas imágenes tan penosas me trajeron a la memoria aquellos tiempos infantiles en los que compartía colegio con Enrique, Miguel y José Manuel, tres muchachos afectados por la polio, pertenecientes a un entonces innovador programa de educación integrada.

Casualidades de la vida, tiempo más tarde Enrique, como auxiliar administrativo, y yo trabajaríamos juntos durante varios años en el mismo centro de salud...

Nací en 1962, el año en que fue autorizada la inmunización generalizada contra esta enfermedad mediante la vacuna tipo Sabin, empleando virus atenuados y administrada por vía oral. Aquellos compañeros de clase eran 2 ó 3 años mayores que yo. Cuando nacieron, la única vacuna disponible contra la polio era la tipo Salk, inyectable y con virus inactivados o muertos.

Amanece sobre la populosa India. La voz del muecín nuestra atención. Estamos en el estado indú de Uttar Pradesh, de 187 millones de habitantes, el lugar del mundo más infectado por la polio. Un anciano imán dirige la oración de la mañana. Predica sobre la bondad de Alá y la maldad del pecado. Alerta a los fieles sobre la proliferación de niños lisiados que mendigan por las sucias calles de la ciudad, sobre la especial vulnerabilidad a la polio de los menores de 5 años, sobre la necesidad de vacunarlos. Mientras tanto, una joven mujer ha ido dando los últimos retoques a su vestimenta tradicional ante el espejo. Envuelta en un burkha negro como la noche, un velo oculta su rostro dejando apenas libre la decidida mirada de sus ojos hermosos. Aunque no lo parezca, ese es su uniforme de trabajo. Sin él, muchos no aceptarían nunca el mensaje que ella quiere transmitirles.

La mujer se llama Munzareen y trabaja para la UNICEF, ocupándose del bienestar de mujeres y niños, una especie de soldado benéfico, que visita los paupérrimos hogares con las armas de la información y la verdad. Cada mes repite las visitas, asegurándose de que ningún niño pequeño permanezca sin vacunarse contra la polio. A pesar de ello, sigue descubriendo nuevos casos...

Al igual que en etapas pasadas en el mundo occidental, las clases menesterosas mantienen sus brazos caídos en la lucha contra esta enfermedad. Así entienden la voluntad de Alá. Munzareen y sus compañeros han de luchar, en primer lugar, contra este inmovilismo cultural. Para sembrar razones y recoger sus frutos en el futuro, también visitan las escuelas con llamativas campañas de concienciación.

En segundo lugar, desde el punto de vista de la salud pública, una medida preventiva tan valiosa como la vacuna contra la polio ve restada su efectividad en comunidades carentes de los servicios higiénicos más elementales, como por ejemplo, el saneamiento de las aguas fecales y la potabilización de aquellas destinadas al consumo humano. Las imágenes del documental nos muestran inmensas balsas de aguas estancadas con toneladas de basura esparcidas en su entorno, en las que los niños se bañan y juegan alegremente, y donde los animales domésticos retozan y campan a sus anchas.

El Dr. David Heymann, una de los máximos responsables de la erradicación de la polio dentro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), explica cuál es el mecanismo de transmisión del virus de la polio y por qué éste mantiene un excelente caldo de cultivo en medios tan insalubres.

La propia Munzareen nos cuenta cómo, en un principio, ella misma pensaba que bastaría con administrarles la vacuna a los niños. Más tarde, se iría percatando que la información es una herramienta muy valiosa a su servicio. Algunos esgrimen motivos religiosos, la mayoría de las veces incluso machistas, para fundamentar su ignorancia. El valor del trabajo de esta valiente trabajadora por la salud es tanto mayor al ser desempeñado en una sociedad donde el papel de la mujer queda limitado en la mayoría de las ocasiones a las labores domésticas.

También los líderes musulmanes locales aprovecharon la situación para criticar con vehemencia al gobierno central indú, no musulmán, demandando una solución para sus carencias endémicas en materia de saneamiento de las aguas públicas y en la recogida y eliminación de las cuantiosas basuras. Otros, más radicales todavía, sospecharon de la vacuna porque viene de occidente, de los EEUU, pensando supersticiosamente que se trataba de una campaña orquestada para esterilizar a la población musulmana...

Simplemente recordamos aquí que la vacuna, facil de administrar por vía oral mediante 2 simples gotas y además muy barata, puede producir cuadros vacunales de polio en el 0.4% por millón de dosis aplicadas.

Entonces, hábilmente, la realizadora nos propone un salto en el espacio y en el tiempo. La acción pasa ahora a Carolina del Norte. Escuchamos el testimonio de una anciana que sobrevive cautiva dentro de un ventilador de presión negativa, popularmente conocido como pulmón de acero.

A propósito, y abriendo un pequeño paréntesis musical, he aquí toda la belleza concentrada en "My Iron Lung" de Radiohead:




En 1948, se diagnosticaron en los EEUU 2516 casos de polio. Uno de ellos fue el de Martha Mason, que en la actualidad cuenta con 70 años. Ella tenía un hermano dos años mayor, Gaston; en aquel año desafortunado, los dos pequeños se contagiaron de polio. Gaston, de 13 años, comenzó con un cuadro febril y doloroso que obligó a su hospitalización. Falleció 4 días más tarde. Tras el funeral de su hermano, Martha también cayó enferma. Cuando despertó de su inconsciencia, estaba dentro de una máquina que nunca más abandonaría.



Para aquellos interesados en conocer el significado que supuso el descubrimiento del pulmón de acero en la historia de la medicina, pueden visitar:

http://es.wikipedia.org/wiki/Pulm%C3%B3n_de_acero

En esta descomunal batalla que se está librando en la India contra la polio se han alistado alrededor de 4 millones de personas, el ejército más numeroso que jamás haya existido en la historia de la humanidad. En su auxilio ha acudido también el Rotary Club de Morabad, con Mr. M.S. Jain, gobernador del Distrito 3100 de Rotary International, al frente de sus voluntarios vestidos con unos llamativos chalecos amarillos, pitando alegremente con sus silbatos de colores.

También UNICEF desempeña aquí un importante papel con su programa para erradicar la polio. Mediante el testimonio de Michael Galway, Jefe de Comunicación de Programas en la India, escuchamos cómo la vacunación debe extenderse al 100% de los niños, porque un solo niño infectado y sin vacunar podría contagiar a muchos otros. En la actualidad, Galway trabaja para la Fundación Bill y Melinda Gates.

La parte central de este magnífico documental se centra en la importancia de mantener una buena red de frío necesaria para la distribución de las vacunas a lo largo y ancho del subcontinente indio. A bordo de frágiles embarcaciones, la vacuna es transportada surcando el caudaloso río Ganges, atravesando regiones donde la temperatura media en verano supera los 38ºC. Recordemos que para que la vacuna sea efectiva debe conservarse por debajo de los 20ºC.

Escuchamos el testimonio del Dr. Ashfaq Bhael, un médico que trabaja como coordinador de varios equipos itinerantes de vacunación, formados en su totalidad por personal voluntario, que trabajan en condiciones de marcada precariedad. Por ejemplo, el sueldo de cada uno de ellos no alcanza el dólar diario. Las neveras con las vacunas, protegidas por bloques de hielo, incluso son transportadas en primitivos tractores. La inmunización prosigue, una aldea tras otra, casa por casa...

Debido a una especie de trashumancia, los trabajadores nómadas de las fábricas de ladrillos del estado de Bihar representan un colectivo de riesgo en la transmisión de la polio. La vacunación de todos sus hijos supone un reto para los equipos de voluntarios de los chalecos amarillos. La India es un país que se mueve masivamente en tren. Sus populosas estaciones ferroviarias representan otro inmenso campo de trabajo. Para que no haya dudas ni equivocaciones, todos los vacunados serán marcados con un rotulador especial en las uñas de sus dedos meñiques.

Los titánicos esfuerzos comienzan a dar sus frutos. A pesar de recibir diariamente en su estación central a unos 32000 viajeros, Bombay, la ciudad más grande la India (19 millones y medio de habitantes), lleva un año libre de polio. Los equipos de vacunación trabajan a destajo, 24 horas al día...

En la parte final de este documental se nos propone de nuevo un viaje. Nos trasladamos a Texas, libre de polio desde 1977, para conocer al tenaz Mikail Davenport, un afectado por la enfermedad que recorre los EEUU, Canadá, incluso México, montado en un triciclo especial que mueve con la fuerza de sus brazos; detrás transporta también una silla de ruedas para desplazarse. Davenport ha emprendido esta particular cruzada para concienciar a la gente sobre los estragos que la polio todavía provoca en el resto del mundo. Sus vivencias como paciente suponen un testimonio de valor inestimable.


En la década de los 50 del pasado siglo XX una terrible epidemia de polio se extendió por los EEUU, matando y dejando lisiados a infinidad de desafortunados niños. Mikail fue uno de ellos. El pánico colectivo llevó a la ruina a numerosos locales y establecimientos públicos, que hubieron de cerrar sus puertas, al igual que ocurrió en el México contemporáneo ante la amenaza de la gripe A. El brutal azote de la polio se unió a los estragos provocados por otras enfermedades infecciosas, como el tifus y la tuberculosis. El 60% de los niños afectados en esta epidemia padecería secuelas irrecuperables, múltiples intervenciones quirúrgicas y dolorosas terapias ortopédicas. Salas hospitalarias enteras se poblaron de pequeños atrapados en sus pulmones metálicos...

Como información complementaria, éste es el vínculo de UNICEF donde nos muestra el panorama de la polio en la India, con interesantes enlaces plenos de información sobre el tema:

http://www.unicef.org/spanish/health/india_48130.html

EL SÍNDROME POSTPOLIO


Lo puede padecer entre el 20 y el 80% de los afectados por la polio, y puede presentarse de 15 a 30 años después de haber padecido el ataque agudo de la enfermedad.

Puede iniciarse con fatiga y debilidad muscular, dependiendo de las zonas neurológicas afectadas por el virus y del grado de destrucción neuronal motora. El dolor es un síntoma que suele estar presente, a nivel muscular y articular, sobre todo en las grandes articulaciones. Las extremidades afectadas suelen estar frías y las fasciculaciones, si aparecen, indican denervación muscular. Si el paciente sufrió en su día lesiones encefálicas, puede aparecer también dificultad para deglutir, disfunciones respiratorias, apnea del sueño e intolerencia al frío.


http://www.postpoliomexico.org/Polio-Postpolio.html

En la India, el 22 de abril de 2009, fue el día nacional contra la polio; se vacunaron 167 millones de niños...

4 comentarios:

conruedasyaloloco dijo...

¡Excelente artículo! Muy completo y muy bien hilvanado. Gracias por difundir el tema de la polio y, sobre todo, la postpolio que nos está afectando en estos momentos y queda mucho por hacer en el campo de la medicina.

En esta página voy recopilando artículos, documentos y noticias sobre la polio y postpolio, quizás pueda completar este tema tan bien expuesto:
http://conruedasyaloloco.wikispaces.com/Polio+y+Postpolio

Un afectuoso saludo

Anna dijo...

Muchas gracias por la recomendación y por los dos blogs que enlazas.

Feliz año!!

Perséfone dijo...

Hola, Doc.

Gracias por mencionar mi humilde blog (me siento importante en este mundillo científico, jeje).

Y gracias a ti, Anna y yo nos hemos conocido. Esta es la magia de los blogs.

Un abrazo

DOCTOR ALBEIROS dijo...

De nada, estimada Perséfone... Comentarios como los tuyos me animan a seguir investigando y escribiendo sobre estos dos apasionantes mundos: la medicina y el cine...