miércoles, 7 de mayo de 2008

JUNO


Ellen Page es "Juno"


JUNO: esposa de Júpiter, diosa romana protectora del matrimonio y de los recién nacidos...


¿Dónde radica la singularidad y la desfachatez de una comedia iconoclasta, rodada por un equipo de novatos en los frondosos paisajes de la Columbia Británica, que ha convencido (y seducido) por igual a los críticos partidarios y detractores del aborto?

Tal vez la respuesta a este interrogante consiga explicar por qué "Juno" (Jason Reitman, 2007) fue galardonada con el Óscar al mejor guión original ese año, y por qué además este film tiene un espacio propio en MySpace:





Sin lugar a dudas, estamos ante una producción cinematográfica "independiente", poseedora de un potente marketing mucho más propio de las producciones comerciales de Hollywood (el "universo de Juno" o "Junoverso"). ¿Tal vez se convertirá con el paso del tiempo en un cotizado film de culto?


http://www.fox.es/juno/


Sin embargo, tengo la impresión que el problema del embarazo de las muchachas adolescentes en España no se encaja con tanto humor y filosofía.

Según los datos manejados en el año 2003 por la Sociedad Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), alrededor de 18000 mujeres menores de 19 años se quedan embarazadas anualmente. De ellas, casi la mitad, unas 7000, deciden interrumpir su embarazo. Si consideramos el grupo comprendido entre los 11 y los 15 años, 800 niñas y chicas se enfrentan cada año en nuestro país a su primera gestación. El 50% de estos embarazos finalizan en abortos.

En EEUU, unas 800000 muchachas menores de 20 años se quedan embarazadas cada año, el 75% de forma accidental. Aproximadamente unas 500000 llevan su embarazo a término.

A pesar de la ingente información sobre sexualidad, de las recomendaciones sobre el uso del preservativo y del funcionamiento de los centros de planificación familiar en la sanidad pública, muchas adolescentes siguen teniendo embarazos no deseados.

Mejorar los canales informativos, implementar los recursos educativos, incrementar la accesibilidad a los centros especializados, mentalizar al estamento asistencial de atención primaria de su importante labor en este campo, junto a la gratuidad de los métodos anticonceptivos, incluyendo la anticoncepción de emergencia, la prescripción de anovulatorios (orales y tópicos) y la insercción de dispositivos intrauterinos (DIU) siguen siendo medidas necesarias para evitar los embarazos no deseados en una franja de población femenina sexualmente muy activa.

Por cierto, ¡que nadie se olvide de los varones! (el embarazo siempre es cosa de dos...)

La recomendación de la abstinencia, cuyo impacto preventivo depende más de determinantes morales, religiosos, sociales y culturales, me da la impresión de no haber demostrado demasiada efectividad entre el colectivo femenino adolescente.

A los 16 años, Juno, Junito para sus seres queridos, decide mantener sus primeras relaciones sexuales con el muchacho del que está enamorada. Ambos no utilizan ninguna medida anticonceptiva. Datos españoles publicados en el año 2004 en la Revista Fusión, revelaron que el 25% de nuestras adolescentes con edades comprendidas entre 15 y 17 años mantiene relaciones sexuales frecuentes. Sólo una de cada diez refiere emplear regularmente un método anticonceptivo. El resultado: el 3.5% sufren embarazos no deseados. El problema sociosanitario que esta situación genera no es desdeñable.

http://www.revistafusion.com/2004/febrero/repor125.htm

Entonces, ¿por qué me ha gustado "Juno"?:


  • Por su FRESCURA: no resulta nada sencillo abordar un tema tan controvertido como el aborto en clave de comedia. Aunque reconozco que el saladísimo personaje encarnado por la actriz canadiense Ellen Page no se parece a ninguna de las adolescentes que conozco en mi entorno, desde los primeros fotogramas en los que aparece, su frágil presencia se adueñó de mi simpatía. Me llamó poderosamente la atención la expresividad no verbal de la actriz, sobre todo de sus manos, semejantes a pequeñas garras de un gorrión que trata de sobrevivir contra viento y marea.
  • Por su GUIÓN: me ha parecido muy atractiva la idea original de Diablo Cody, que en realidad es el pseudónimo de una polifacética artista llamada Brook Brusey, escritora, guionista y... ¡antigua stripper!. Fue galardonado en la gala de los Oscar de 2007 y más recientemente en los "Spirits Awards" de 2008, que premiaron la labor del cine independiente (mejor película, mejor actriz protagonista y mejor guión).

http://www.myspace.com/diablocody



  • Por su DIRECCIÓN: Jason Reitman ya había debutado exitosamente en esta faceta artística con su singular obra "Gracias por fumar" (2006). Hijo del también director Ivan Reitman, que alcanzó la fama a mediados de los 80 gracias a su taquillera película "Los cazafantasmas" (1984), el bisoño Jason consigue una creación fílmica redonda, donde el encaje visual, argumental y musical se me antoja inmejorable. Pese a su juventud, su trabajo con los actores resulta excelente. Aquí destacamos sobre todo a la madrastra, Bren McGuff, representada por Allison Janney, a la desafortunda Vanessa, la mujer elegida por Juno para la adopción de su hijo, cuya languida fragilidad es encarnada por la actriz Jeniffer Garner, y, por supuesto, al pusilánime Paulie Bleeker (personaje bordado por el también joven actor canadiense Michael Cera), introvertido corredor de fondo aficionado a los tic-tacs (pastillas) de naranja que, todavía hoy en día, ni yo ni Mac MacGuff (J.K. Simmons) el moderado padre de Juno, entendemos cómo pudo preñar a su precoz y mucho más madura compañera.

  • Por sus COMPLEMENTOS: incluyo aquí la banda sonora, la ambientación (aunque la acción supuestamente se desarrolla en Minnesota, la película fue filmada en Canadá - Columbia Británica -), y especialmente el "Junoverso" (o más apropiadamente, el "universo de Diablo Cody"): el teléfono hamburguesa, objeto rabiosamente kitchs que en la vida real pertenece a la propia guionista, la desvencijada camioneta Toyota Previa que lleva a Juno de un lado para otro, el sofá y la alfombra que Juno encuentra abandonados en el jardín de un chalet vecino, y Yuki, la preñada heroína fantástica de Manga, invención creada por la mismísima Diablo Cody...)

Salvando las distancias, marcadas por los avances sociales y el indefectible paso del tiempo, la visión de "Juno" me trajo a la memoria aquel cine agridulce sobre amores adolescentes que debemos al genial y malogrado director y humorista andaluz Manuel Summers. Me estoy refiriendo a "Del rosa al amarillo" (1963) y, sobre todo, a "Adios, cigüeña, adios" (1971) y a su secuela "El niño es nuestro" (1972). ¿Dónde estaban ustedes entonces?

Para finalizar, y gracias a la amabilidad de mi compañera Celsa Perdiz, trabajadora social del Centro de Orientación Familiar (COF) de Ourense, presentamos unos datos sobre la interrupción voluntaria del embarazo recogidos a partir de sus más recientes investigaciones. Corroboramos que en nuestro entorno profesional, más del 50% de las mujeres que desean abortar son menores de 20 años. Si consideramos a las menores de 18 años, el porcentaje puede alcanzar el 35%.