sábado, 19 de abril de 2014

LO MEJOR DE MI


"¿Hasta qué punto serías capaz de sacrificarte por amor?... Pero, ¿es necesario sacrificarse en el amor? Desde mi punto de vista es una elección. No es una necesidad. No es obligatorio"

Roser Aguilar, directora de "Lo mejor de mi"

"Lo mejor de mí" (Roser Aguilar, 2007) representa la opera prima de la directora barcelonesa formada en la ESCAC (Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya), galardonada en el Festival de Locarno con el premio de la crítica independiente y el premio a la mejor actriz.

Además de sus méritos cinematográficos, esta película ha captado nuestro interés al contemplar las consecuencias derivadas de un trasplante hepático.

Raquel (Marian Alvarez) y Tomás (Juan Sanz) son una joven pareja de enamorados que, como tantas otras cada día en todos los lugares del mundo, deciden compartir una existencia en común. Ella trabaja como locutora en una emisora de radio y él es un atleta que se entrena para competir profesionalmente.


Juan Sanz es Tomás

De repente, sobre las pistas del estadio, mientras afronta una carrera de vallas, Tomás se siente indispuesto y termina ingresando en el hospital.

Situadas en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), las modernas instalaciones del Capio Hospital General de Catalunya han servido para ambientar gran parte de las escenas de esta película.


El Dr. Ferrer (Alberto Jiménez) es el médico especialista encargado del caso. Inicialmente, le diagnostica una preocupante hepatitis aguda, que podría ser subsidiaria de un trasplante de hígado.

TRASPLANTE HEPÁTICO

La cirrosis es la  patología subsidiaria más común en adultos mientras que en los niños es la atresia biliar. En el caso que nos ocupa, la película no especifica el origen exacto de la enfermedad del protagonista, si bien podríamos decantarnos por una intoxicación o un fármaco.


Para que la intervención sea exitosa es necesaria la compatibilidad entre donante y receptor. De esta manera, existen dos tipos de trasplantes de hígado:

- Aquellos que emplean un donante cadavérico, normalmente una persona fallecida recientemente y portadora de un órgano sin lesiones.

- Los trasplantes con donantes vivos, en los que una persona sana cede parte del hígado al receptor. Esta víscera posee una enorme capacidad de regeneración y ambos podrían vivir normalmente tras una operación que suele durar unas 12 horas y necesita gran cantidad de sangre. Este es el caso de Raquel y Tomás. 

Para poder convertirse en donante Raquel ha de someterse a diversas pruebas exploratorias (ecografía, prueba de esfuerzo, RNM...) y a una estricta valoración psicológica capaz de determinar su idoneidad y evitar futuras secuelas. El consentimiento informado por ambas partes resulta indispensable.

El lóbulo hepático derecho del donante es el elegido para ser trasplantado al receptor.

Nos gustaría destacar que desde el punto de vista médico este film se adapta perfectamente a la realidad, entendemos que gracias a un buen asesoramiento profesional de los guionistas.

HISTORIA DE LOS TRASPLANTES DE HÍGADO

El 1 de marzo de 1963 el cirujano Thomas E. Starlz (1926) llevó a cabo la primera de estas intervenciones en el Veteran´s Hospital de Denver (Colorado). El receptor fue un niño de 3 años con una atresia biliar congénita y el donante otro niño fallecido a causa de un tumor cerebral. Desafortunadamente, el receptor falleció 5 horas después de la intervención.


Dr. Thomas E. Starlz

Entre 1963 y 1967 se realizaron varias decenas de estas operaciones en Francia, Inglaterra y EEUU, con una supervivencia que alcanzaba al año tan solo un 30%. Habría que esperar a la década de los 80 y a los notables avances técnicos (quirúrgicos, anestésicos y farmacológicos) para mejorar ampliamente estos resultados.

En España, el primer trasplante hepático realizado con éxito fue el conseguido el 23 de febrero de 1984 por los doctores Carles Margarit y Eduardo Jaurrieta en el Hospital de Bellvitge (Barcelona).


El malogrado Dr. Margarit y el Dr. Jaurrieta con Juan Cuesta, el primer trasplantado hepático español

España es una potencia mundial en trasplantes de hígado; representando tan sólo el 0.7% de la población mundial en nuestro país se realizan cada año alrededor del 10% de todas las intervenciones globales.

En junio de 2015, el equipo de especialistas del Hospital Reina Sofía de Córdoba realizaron el primer trasplante hepático de donante vivo en España. La donante fue una joven abuela de 55 años y el receptor su propio nieto de un año, que había nacido con una atresia de vías biliares. La mujer donó aproximadamente el 20% de su hígado y ambos se recuperaron normalmente.

CINEFILIA


Marian Álvarez como la Dra. Lola Sanz

Recordamos a Marian Álvarez encarnando el papel de la Dra. Lola Sanz en varios episodios de la popular serie "Hospital Central", la reverberación española de otras exitosas sagas norteamericanas sobre hospitales y médicos, como por ejemplo "Urgencias", la producción de Michael Crichton que catapultó a la fama a George Clooney como el atractivo pediatra Doug Ross, o a Anthony Edwards como el atribulado Dr. Mark Greene.


Ricard Sales como el Dr. Herrero

Como anécdota cinéfila, Ricard Sales interviene brevemente en este film como Iván, uno de los amigos de Tomás. En su trayectoria profesional  este actor también trabajó en "Hospital Central", primero como Rober Garrandés y más tarde como el Dr. Gus Herrero.

ENCEFALOPATÍA HEPÁTICA

Esta complicación surge cuando la función hepática desciende y resulta insuficiente para depurar las toxinas presentes en la sangre.

En esta película somos testigos de un episodio de confusión mental aguda que Tomás sufre mientras se encuentra hospitalizado. Durante la evaluación del Dr. Ferrer observamos un signo neurológico típico de esta patología: la asterixis o flapping tremor, comprobada cuando el médico le pide al paciente que extienda los brazos flexionando al mismo tiempo sus muñecas y dirigiendo las manos hacia el suelo.

CINEFILIA

Entre el reparto de "Lo mejor de mí" destacamos a una pareja de veteranos artistas que con sus escuetas intervenciones contribuyen a enriquecer el resultado final de esta película minimalista y de presupuesto austero.

Nos estamos refiriendo a Lluís Homar, en el papel de Eduardo, el padre de Tomás, y a Carmen Machi, convertida en Carmen, la férrea enfermera encargada de cuidar a los protagonistas.  


Lluís Homar es Eduardo


Carmen Machi es la enfermera Carmen

Aunque su deseo es salvar a toda costa la vida de su hijo enfermo, Eduardo no puede convertirse en donante vivo al padecer diabetes.

CINEFILIA

Antes de marcharse a vivir con Raquel, Tomás ocupa una habitación en un piso compartido con Alex (Jordi Cadelláns).

De las paredes del salón, encima del sofá, observamos una serie de carteles de películas de cine oriental, entre las que destacan "Ghost in Shell 2: Innocence" (Mamoru Oshii, 2004), "Swing girls" (Shinobu Yaguchi, 2004) o "S-Diary" (Jong-kwan Kwon, 2004)


INTERNET COMO FUENTE DE INFORMACIÓN

Desde hace algunos años, los médicos afrontamos una situación novedosa en nuestras consultas. Cada vez resulta más frecuente que los pacientes empleen las nuevas tecnologías para demandar información sobre sus patologías, con las ventajas y riesgos que este tipo de comportamientos conllevan.

Datos del 2013 revelan que el 61% de los pacientes de Atención Primaria ha utilizado Internet para informarse sobre un posible diagnóstico. Un porcentaje al alza sin duda alguna hoy en día.

En este caso, apreciamos cómo Raquel trata de indagar por su cuenta todo aquello relacionado con los trasplantes de hígado y las complicaciones tales como la encefalopatía hepática, que afecta a su novio.