martes, 12 de febrero de 2008

ALL THAT JAZZ



ROY SCHEIDER es JOHN GIDEON

Parafraseando el título del excelente trabajo realizado (como director y protagonista) por Tommy Lee Jones en "Los tres entierros de Melquiades Estrada" (2005), a lo largo de su existencia el actor Roy Scheider también sobrellevaría tres simbólicas muertes: la última, la más desafortunada, sería su propia y reciente desaparición de este mundo como ser humano, luchando encarnizadamente contra el padecimiento de un mieloma múltiple. La prensa se ha hecho eco de su óbito recordándolo especialmente por su papel de jefe de policía en "Tiburón" (Steven Speilberg - 1975).


Una segunda e ilusoria muerte suya en las pantallas cinematográficas, además famosa y recordada por muchos cinéfilos, la sufriría a manos del Dr. Christian Szell ("El Ángel Blanco"), un criminal médico huído de la justicia a Sudamérica tras la derrota nazi en la Segunda Guerra Mundial; siniestro personaje, interpretado por el maestro Sir Laurence Olivier, que le daba al pobre Roy pasaporte para el otro mundo mediante una serie de puñaladas en el abdomen, tras un ataque alevoso y traicionero. Ocurría en "Marathon Man" (John Schlesinger - 1976), donde Scheider representó el papel de Henry "Doc" Levy, el hermano mayor de Thomas "Babe" Levy, aquel atormentado corredor de fondo recreado por un inolvidable Dustin Hoffman.


Sin embargo, si se me permite admirar, yo prefiero al Roy Scheider que interpretó la vida y la muerte del coreógrafo Joe Gideon en el film "All that Jazz" (Bob Fosse - 1979), más conocida en España por el título "Empieza el espectáculo". Resulta que el espectáculo vital de este atribulado personaje comienza rutinariamente cada mañana acompañado por los acordes del movimiento "Presto" del Concierto en sol mayor RV 151, también conocido como "Concerto alla rustica", obra y arte del inmortal maestro barroco Antonio Vivaldi. Este dato musical no aparece en ninguna parte: ni en los créditos de la película, ni en las fichas cinematográficas de la misma, ni siquiera en la banda sonora de la película (que más adelante comentaremos). Se lo debo a la eficacia auditiva de mi colega y amigo el Dr. Ramón Vázquez Modroño, que actualmente desarrolla su labor profesional como médico de familia en el Centro de Saúde "A Cuña", en la muy hermosa ciudad de Ourense (¡visíntela!). Una reconfortante ducha caliente, unas gotas de Visine en los enrojecidos ojos, unos antiácidos y unas anfetaminas completan el cuadro.


Estrés profesional, alcohol, promiscuidad sexual, drogas (más en concreto, desidrina, comprimidos de 5 mg, recetadas por un tal Dr. Hyman), otros fármacos (en realidad, ¿serán Alka Seltzer las pastillas efervescentes que Gideon se toma a pares cada mañana?), y fundamentalmente tabaco, mucho tabaco, millares de cigarrillos de la marca Camel que contribuirían cada uno con su modesto granito de arena al final de los días de tan especial personaje, siempre vestido de negro y calzado con unas sempiternas botas de montar. Se hace constar en la siguiente fotografía el enorme parecido del Bob Fosse real con el del Joe Gideon de la ficción:



Por cierto, la crítica del estamento médico realizada por Bob Fosse en esta película es demoledora y despiadada. Tres ejemplos:

  1. Joe Gideon repasa con su equipo en la sala de montaje fragmentos de un monólogo recitado por su alter ego, el actor cómico Davis Newman (interpretado por un histriónico y estrábico Cliff Gorman). Para los cinéfilos, esta escena representa un claro guiño a "Lenny", dirigida por el propio Bob Fosse en 1974, basada en la vida del humorista Lenny Bruce, y protagonizada (¡una vez más!) por... Dustin Hoffman. El pitorreo de estas imágenes hace sangre sobre las teorías de la psiquiatra y tanatóloga helvético - americana Elisabeth Kubler - Ross (1926 - 2004), autora en 1969 del clásico "Sobre la muerte y los moribundos", y en especial sobre las cinco fases por ella descritas en referencia al abordaje de la idea de la muerte por un enfermo terminal: cólera, negación, pacto, depresión y aceptación... ("suena a bufete de abogados judíos", se mofa el showman en el diálogo).
  2. Especialmente grotesca es la escena en la que Gideon, colilla en boca, es auscultado por el médico de la compañía aseguradora, un individuo que fuma compulsivamente y que apenas puede hablar acosado por ataques de tos.
  3. Gideon lleva un cierto tiempo sufriendo dolores en su brazo izquierdo, súbitos accesos de sudoración y náuseas con vómitos, supuestamente producidos por sus dolores precordiales. Tras una primera lectura del guión de su coreografía, cuando termina en el Servicio de Urgencias, el Dr. Ballinger (Michael Tolan) le informa que está sufriendo contínuas crisis de angina de pecho. Gideon comenta despectivamente: - "¿qué saben los médicos?..., me curaré dándole unos retoques al guión..., déjame que hable yo con la estrella..."; discutiendo con el cardiólogo sufrirá una nueva crisis de angor. Parece ser que las escenas hospitalarias de este film fueron rodadas en las instalaciones del Hospital St. Luke´s de Nueva York (intervención cirugía cardíaca a corazón abierto) y en las del prestigioso Mount Sinai, de Queens. Allí Gideon convalece, se emborracha, se fuga, fuma a escondidas, mete mano a las enfermeras, empeora, y finalmente muere.

Durante toda la película, resulta paradigmática la plática sostenida por Gideon con Angelique (una bellísima y principiante Jessica Lange, a la que el propio Fosse cortejaría durante el rodaje), en el rol de la seductora emisaria de la muerte (cuando no, en el de la propia Innombrable), "- el ángel de la muerte o el ángel de la vida -", como comenta Roy Scheider en el material adicional de la película. Juntos repasarán su vida, sus éxitos, sus fracasos, sus conquistas..., constituyendo el contrapunto cómico y festivo de aquel otro dramático tour de force que mantuvieron el caballero medieval Antonius Block (Max Von Sydow), siempre vestido de negro, y La Muerte (Bengt Ekerot), ante la cual terminará sucumbiendo mientras disputa una simbólica partida de ajedrez en el clásico "El séptimo sello" (Ingmar Bergman - 1956). Antoni Messa i Freixas, en su ameno "Spaulding´s blog" realiza unas puntualizaciones críticas diferentes para esta comparación cinematográfica, que debe ser tenida en cuenta.

http://spauld.blogspot.com/2005/12/ustedes-lo-han-querido-all-that-jazz.html

Destacamos también la preciosidad de la coreografía de los números musicales: la selección inicial de los bailarines aspirantes en el Palace Theater, la danza doméstica de la hija y la novia de Gideon (Kate Jagger interpretada por la bailarina Ann Reinking, que dos años antes también había sido la novia de Bob Fosse) en su duplex neoyorquino (dirección: 61 W., 58 St.), el dúo intimista de Gideon y su propia hija en la sala de ballet y la apoteosis final en la que el protagonista muere sobre el escenario, que tanto remeda el éxito de un fabuloso programa televisivo de variedades, magistralmente dirigido por el soulman O´Connor Flood (interpretado por el electrizante Ben Vereen). Si no me creen, pasen y vean el tremendo video de la canción "Bye, bye, life":

http://www.youtube.com/watch?v=bNcl0L7eJUY

Oscarizada banda sonora de Ralph Burns, en la que además destacamos un éxito musical de entonces, el tema funky de George Benson titulado "On Broadway". En el siguiente vínculo podrán ver al mismísimo guitarrista interpretando este popular tema:

http://vids.myspace.com/index.cfm?fuseaction=vids.individual&videoid=18473802

CURIOSIDADES: antes de elegir a Roy Scheider para el papel de Joe Gideon, se había pensado en Richard Dreyfuss, que lo rechazó por su antipatía mutua con Fosse.

Esta película ganó 4 Óscars en 1980: mejor dirección artística y decorados, mejor vestuario, mejor edición y mejor banda sonora. Roy Scheider estuvo nominado al premio al mejor actor principal y Bob Fosse al mejor director, y al mejor guión adaptado junto con el co - autor Robert Alan Authur.

El papel del simpático pelirrojo compositor musical Paul Dann fue interpretado por Anthony Holland, que se suicidó en Nueva York en 1988. Estaba enfermo de SIDA. Compartió reparto con Roy Scheider en "Klute" (Alan J. Pakula - 1971), un thriller policíaco que le supuso a Jane Fonda el Óscar como mejor actriz.

Más información sobre esta película en el estupendo blog "Kane 3":

http://www.kane3.es/cine/noticia.php?id_total=125