domingo, 6 de septiembre de 2020

EL DOCTOR KNOCK (O EL TRIUNFO DE LA MEDICINA)


Hace tiempo que queríamos dedicarle una sección especial al pérfido Doctor Knock, profético personaje surgido de la fértil imaginación del poeta y escritor francés Louis Henri Jean Farigoule (1885-1972), más conocido por su seudónimo Jules Romains, fundador del Unanimismo y nominado al Nobel de Literatura en 16 ocasiones.

Romain fue además Presidente del PEN Club Internacional entre 1936 y 1941, sucediendo al mismísimo H.G. Wells (1886-1946).

La corriente literaria del Unanimismo, también conocida como Whitmanismo o Grupo de la Abadía, se originó en Francia, a principios del siglo XX, inspirada en el concepto de la conciencia colectiva del filósofo y sociólogo Émile Durkheim (1858-1917). Pretendía la creación de una literatura universal, representativa del alma total de las masas, dotada de una personalidad y vida propias.

La obra del poeta estadounidense Walt Whitman (1819-1892) constituyó una referencia fundamental para este grupo de escritores que solían reunirse en la Abadía de Créteil, cercana a París. 

"Doctor Knock o el tirunfo de la medicina" (1923) es una obra teatral en la que Jules Romains describía una sociedad medicalizada donde los diagnósticos y las diferentes opciones terapéuticas se van adueñando poco a poco de la vida de las personas.

Y todo ello personalizado en el Doctor Knock, que llega a la pequeña villa de Saint Maurice, en el sur de Francia. El nuevo profesional representa la antítesis del antiguo galeno, el Doctor Parpalaid, practicante de una medicina conservadora basada en el primun non nocere. Knock, con el inestimable soporte del maestro, el farmacéutico, el hostelero y el pregonero del lugar, consigue amedrentar a los vecinos transformándolos en potenciales enfermos, sumisos clientes que demandan sus servicios médicos y se someten a toas sus restricciones.

La paradoja de no estar enfermos, sino de mantenernos saludables en todo momento. La dinámica de elegir entre vivir lo menos enfermos posible, o extinguirnos aceptablemente sanos.

VERSIONES 

La obra de teatro original es sencilla, estructurada en 3 actos: el primero, nos presenta a los personajes principales, el Dr. Knock y el Dr. Parpalaid, que le ha vendido su consultorio al primero, junto al ambiente donde desarrollará esta sátira. En el segundo acto, Knock comienza a aplicarle su método particular a la población de Saint Maurice, con el apoyo de sus secuaces locales. Visita a los potenciales pacientes para convencerles e infundirles el miedo a la enfermedad, imponiéndoles restricciones y la necesidad de un tratamiento farmacológico.

En el tercer y último acto, el Dr. Parpalaid retorna al pueblo para darse cuenta de cómo todo ha cambiado. La telaraña tejida por el Dr. Knock ha atrapado a todo el mundo. Podríamos decir que la sociedad ha quedado finalmente dividida en 2 grandes grupos: los enfermos y los que trabajan para la sanidad, que indefectiblemente, en cualquier momento, podrán convertirse también en enfermos. Así es el triunfo definitivo de la medicina.

Esta peculiar historia pronto llamaría la atención de guionistas y directores de cine. La versión cinematográfica más antigua es "Knock, ou le triomphe de la médicine" (René Hervil, 1925), la adaptación de Pierre Hamp y Jean Manoussi, con Fernand Fabre como el Doctor Knock y León Malavier como el Doctor Parpalaid.


René Hervil (1881-1960)

Hay que reconocerle a René Hervil su habilidad para retratar al protagonista como un personaje taimado e inquietante, así como el meritorio rodaje de la vida cotidiana campesina en las hermosas panorámicas del pequeño pueblo de Uzerche, en el departamento francés de Corrèze. Precisamente allí, en el 2011, se organizó una proyección especial de la película en el cine Louis Jouvet, contando entre el público con los descendientes de los actores y los extras.

Con el mismo título, "Knock, ou le triomphe de la médicine" (Roger Goupillières y Louis Jouvet, 1933) fue protagonizada por el propio Louis Jouvet, al que también le habían ofrecido la versión de 1925 (y que tuvo que rechazar por estar comprometido con otras representaciones teatrales). Personaje y actor quedarían indefectiblemente ligados, pues Jouvet también encabezó el reparto de "Knock" (Guy Lefranc, 1951), esta vez con Jean Brochard dándole la réplica como el Doctor Parpalaid.

Louis Jouvet (1887-1951)

Como curiosidad, recordemos que la primera profesión de este gran actor, escenógrafo y director de teatro francés fue la de farmacéutico, y que mientras estudiaba en la facultad se aficionó al teatro. Inicialmente, y debido a su tartamudez, Jouvet fue rechazado por el Conservatorio de Arte Dramático de París. Durante la Primera Guerra Mundial se distinguió por su trabajo como médico auxiliar.

CINEFILIA

Aunque sin acreditar en esta película, el genial actor cómico francés de origen español, Louis de Funés realiza una breve interpretación como un paciente del Doctor Knock que realmente ha perdido 100 gramos de peso.

Louis de Funés (1914-1983)

EL DOCTOR KNOCK EN LA TELEVISION

Históricamente, la primera emisión televisiva británica es de 1927 (BBC One). Pues bien, en 1938 nos encontramos con la primera versión del "Doctor Knock" para la televisión, protagonizada por Alan Webb como Knock y O.B.Clarence como Parpalaid, una adaptación del productor Eric Crozier.

En 1954 tendríamos una nueva producción de la BBC, esta vez dirigida por James Crampsey, con el actor escocés Moultrie Kelsall en el papel del Doctor Knock. Un año más tarde, Danmarks Radio (DR) produciría la versión televisiva danesa, dirigida por Edvin Tiemroth y protagonizada por Ebbe Rode.

De 1955 data también la realización francesa para la TV, "Knock ou Le triomphe de la médecine", dirigida por Marcel Cravenne, con Pierre Destailles como el Doctor Knock y Lucien Baroux como el Doctor Parpalaid.


Pierre Destailles (1909-1990)

En 1960 le tocaría el turno a la adaptación germana para la TV, producida por Sender Freies Berlin (SFB), y que sería distribuida en la antigua República Federal Alemana y Austria. Fue dirigida por Walter Henn y protagonizada por Richard Münch como Knock y Hans Leibelt, como el Doctor Caramelle.

En 1961, la BBC volvió a la carga, esta vez con una serie televisiva de 3 episodios, protagonizada por Richard Worsdworth como el Doctor Knock y Felix Fenton como el Doctor Parpalaid.

De 1964 es la adaptación yugoslava, producida por Televizija Zagreb, y un año más tarde, el realizador Pedro Amalio López, pionero y miembro fundacional de TVE, dirigía "El triunfo de la medicina", programada el 18 de agosto de 1965, dentro de su espacio "Primera Fila" (1962-1965).

Pedro Amalio López (1929-2007)

"Doktor Knock" (Stig Törnroos, 1966) es la versión televisiva sueca, con Ernst-Hugo Järegård en el papel de Knock y Eric Hell en el de Parpelaid, seguida de la versión finlandesa para TV, "Tri Knock eli lääketieteen riemuvoitto" (Mirjam Himberg, 1967), producida por Yleisradio (YLE) y protagonizada por Helge Herala como Knock y  Åke Lindman como Parpalaid.

En 1967, Vittorio Cottafavi dirigió la adaptación para la TV italiana, "Knock o Il trionfo della medicina", con Alberto Lionello como el Doctor Knock y Carlo Romano como el Doctor Parpalaid.

El director danés Palle Wolfsberg dirigiría en 1973 una nueva adaptación para la Danmarks Radio (DR), con Henning Moritzen como Knock y Bjørn Puggaard-Müller como Parpalaid.

En 1974 llegó la adaptación noruega, "Dr. Knock" (Aloysius Valente), con Ivar Nørve interpretando al pérfido galeno y Gisle Straume a su antítesis Parpalaid. De ese mismo año es "O Triunfo da Medicina" (Oliveira e Costa, 1974), la producción de la Radiotelevisão Portuguesa (RTP).


 Gert Voss es el Doctor Knock

Habrían de pasar más de 20 años para que la TV volviese a fijar su atención en el triunfo de la medicina. "Doktor Knock" (Dominik Graf, 1997) es una coproducción germano-austriaca en la que participaron Bayerische Rundfunk (BR), Von Vietinghoff Filmproduktion (VVF) y Österreichischer Rundfunk (ORF), protagonizada por Gert Voss como el Doctor Knock.

Por el momento, "Knock ou Le triomphe de la médecine" (Laurent Préyale, 2004) es la última aproximación televisiva inspirada por la sátira de Jules Romains. Fabrice Luchini y Francis Lemaire dan vida a la pareja de protagonistas, Knock y Parpalaid.

EL DOCTOR KNOCK EN EL CINE

Aprovechando el enorme éxito y el tirón taquillero alcanzado por la pareja François Cluzet y Omar Sy en "Intocable" (Olivier Nakache, Éric Toledano, 2011), la directora francesa Lorraine Lévy se atrevió una vez más con este clásico de Jules Romains.

Cluzet ya había triunfado interpretando a Jean-Pierre Werner, un médico rural francés en "Un doctor en la campiña" (Thomas Lilti, 2016) y apenas un año más tarde, le tocaba al carismático Omar Sy meterse en la piel de un estafador arrepentido reconvertido en médico, y que llega a la pequeña población de Saint-Maurice para hacerse rico empleando su estrategia particular: toda persona sana es realmente un enfermo que todavía no sabe que lo es.

"El doctor de la felicidad" recibió críticas dispares, que bien pudieron ser más negativas todavía de no ser por la popularidad del actor y cómico protagonista, convirtiendo la sátira de los clásicos anteriores en una comedia bucólica, pintoresca pero ciertamente pusilánime.



No hay comentarios: