domingo, 5 de junio de 2016

DIOSES (BOGOWIE)


- "Los cirujanos no esperamos milagros"...
- "En mi clínica hay dos maneras de practicar un trasplante: después de mi jubilación o después de mi muerte. Básicamente, la misma cosa"...

Profesor Sitkowski al Doctor Religa en "Dioses/ Bogowie"



Un hecho singular consiguió llamar por primera vez mi atención sobre "Dioses/ Bogowie" (Lukasz Palkowski, 2014). Fue la imagen de un anciano sosteniendo la vieja fotografía de un cirujano que descansa al lado de un paciente; éste todavía permanece intubado sobre la mesa del quirófano. 25 años después de haberse sometido a aquel trasplante de corazón, Tadeusz Zitkevits mostraba sonriente la instantánea final de su propia intervención junto al médico que le había operado, el Doctor Zbigniew Religa (1938 - 2009). 



Paradojas de la vida, el enfermo sobrevivió al cirujano. Esta película resultó un sonoro éxito taquillero en Polonia, acaparando 7 Premios de la Academia de Cine Polaco en el año 2015. 


Independientemente de su fama comercial, "Dioses" atesora determinados valores intrínsecos al dotarla de una especial atracción remitiéndonos a un momento esencial de la Historia de la Medicina, cuando se generalizaron los trasplantes de órganos sólidos. Destacamos una mención especial para los asesores científicos del cineasta polaco que han convertido este film en una obra harto convincente desde el punto de vista médico.

LOS TRASPLANTES CARDÍACOS EN POLONIA

El 4 de enero de 1969 el profesor Jan Witold Moll fue el primer cirujano que intentó realizar un trasplante cardíaco en Polonia. El paciente falleció sobre la mesa de operaciones, desatándose un tormentoso debate sobre la conveniencia de este tipo de operaciones.



Profesor Doctor Jan W. Moll (1912 - 1990)


El equipo del Profesor Moll estaba formado por el Doctor Antoni Dziatkowiak, responsable del paciente receptor (varón de 42 años con una grave afectación de la válvula mitral y una insuficiencia cardíaca terminal), y los Doctores Kazimierz Rybinski y Janusz Zaslonka en el quirófano del donante (una joven víctima de un accidente de circulación).

A pesar de tantos esfuerzos, el corazón trasplantado terminó claudicando y el receptor murió; este hecho desencadenó en la sociedad polaca de la época una virulenta campaña contra el Doctor Moll en la que se combinaron elementos médicos, morales, éticos y legales (civiles y penales). Con este profundo debate comienza la película.




El fallido trasplante cardíaco. 4 de enero de 1969. Lodz (Polonia)


A pesar de estos avatares, el Profesor Moll fue nombrado en 1977 director del Instituto de Cardiología y Director del Departamento de Cirugía Cardíaca de la Facultad de Medicina de Lodz. En la película este personaje es encarnado por el actor Wladyslaw Kowalski.

Aún subsistiendo bajo un régimen totalitario satélite de la Unión Soviética, la fe católica y sus creencias se mantuvieron arraigadas en una parte de la sociedad polaca, que consideraba al corazón símbolo receptor de indudable espiritualidad, una auténtica reliquia. Interrogantes sobre la manera en que el órgano de un dador podría influir en la personalidad del receptor, o si la muerte cerebral resultaba suficiente para garantizar el deceso del donante invadieron entonces todos los medios de comunicación.


"- ¿Sabéis que mañana un doctor sudafricano realizará el primer trasplante de corazón de la historia? ¿Os imagináis? - dijo mirando el pecho de mi madre que oscilaba aceleradamente bajo la blusa -. Dentro de nada podremos ir por ahí con el corazón de otra persona. Está claro que nada es imprescindible en este mundo.

- Y los sentimientos, ¿también se trasplantarán?"...

José Antonio Garriga Vela: "Pacífico" (2008)




Tenemos que recordar que apenas unos meses antes, el 3 de diciembre de 1967, el equipo dirigido por el cirujano Christiaan Barnard (1922 - 2001) había conseguido reemplazar el deteriorado corazón de un paciente diabético, Louis Washkansky (56 años) por el de la joven Dénise Darvaald (25 años), fallecida en un accidente de tráfico. El 21 de diciembre de 1967, apenas 18 días después de ser trasplantado, el señor Washkansky dejaba de existir a causa de una neumonía.




 Christiaan Barnard y Hamilton Naki


La historia de Barnard y su adjunto Hamilton Naki (1926 - 2005), contratado como un simple jardinero en la plantilla del Hospital Groote Schuur de Ciudad del Cabo (República Sudafricana), nos recuerda el peculiar vínculo establecido durante tantos años por el Doctor Alfred Blalock y su ayudante Vivien Thomas, tal y como ha quedado reflejado en la película "A corazón abierto (Una creación del Señor)/Something The Lord Made " (Joseph Sargent, 2004) ya comentada anteriormente en este mismo blog.




Con tales antecedentes, y teniendo en consideración a todos aquellos pacientes que fallecían al no poder contar con una técnica que les permitiera convertirse en receptores de un trasplante cardíaco, el Doctor Religa (aupándose en los 199 cm del actor Tomasz Kot) decidió enfrentarse al reto inconcluso del Profesor Moll. 



Dr. Zbigniew Religa (1938 - 2009)


En 1981, en su plena madurez profesional, el Doctor Religa desafió la intransigencia de su jefe, el Doctor Waclaw Sitkowski (1924 - 2010), interpretado para la ocasión por el veterano actor polaco Jan Englert.



Tomasz Kot y Jan Englert son los Doctores Religa y Sitkowski


Esta película nos muestra a Moll y a Religa asistiendo a una conferencia impartida por el mismísimo Dr. Barnard (David L. Price) en un simposium de su especialidad en la capital polaca. Licenciado en Medicina en 1963 por la Universidad de Varsovia, Religa viajó a Nueva York en 1973 para completar su formación en cirugía vascular, obteniendo el doctorado ese mismo año. Durante 1975 remató en Detroit su adiestramiento como cirujano cardíaco.

En esa misma reunión Religa conoció a los Doctores Marian Zembala (Piotr Glowacki) y Andrzej Bochenek (Szymon Piotr Warszawski), que poco tiempo después unirían sus trayectorias profesionales en la clínica cardiológica de Zabrze. Al igual que Religa, ambos especialistas habían ampliado sus estudios en el extranjero: Zembala en Holanda y Bochenek en el Reino Unido.

CINEFILIA

Los verdaderos Doctores Zembala y Bochenek realizaron un cameo en esta película. Ambos formaron parte del comité deontológico que presuntamente juzgaría a Religa al examinar los procedimientos llevados a cabo en la malograda operación de la pequeña Ewka (Malgorzata Lata), un caso especialmente complicado de una Tetralogía de Fallot.




Dr. Marian Zembala




Dr. Andrzej Bochenek




El cameo...

Durante la intervención de Ewka, los Doctores Religa y Wlodarski (Cezary Kosinski) se toparon con inesperados problemas causados por la peculiar arquitectura ventricular y la atresia de la válvula pulmonar que dificultaban la supervivencia de esta paciente. 




Cezary Kosinski es el Dr. Wlodarski

CINEFILIA

Entre los años 2000 y 2010, a lo largo de 175 capítulos, Cezary Kosinski interpretó también al Doctor Jacek Mejer en la popular serie televisiva polaca "Na dobre i na zle".



En esta misma serie también intervinieron los actores Marian Opania, en el papel del Profesor Tadeusz Zybert, así como el mismísimo Tomasz Kot, primero convertido en un paciente y posteriormente en socio directivo del hospital.

Cerrando este breve paréntesis, como posible causa del deceso de la niña, el Dr. Religa barajó la hipótesis de una fatal disociación electromecánica que impidió que el corazón volviera a latir una vez hubo sido reparado.



Por si fuera poco, en aquel tiempo el rechazo inmunológico de los trasplantes parecía un problema insalvable para los cirujanos cardíacos polacos.

Alentado por el Doctor Stanilaw Pasyk (el actor y compositor Zbigniew Zamachowski, el recordado Karol Karol protagonista de la trilogía "Azul", "Rojo" y "Blanco" del director Krzysztof Kieslowski), el Doctor Religa se despidió del Profesor Sitkowski para embarcarse en una aventura: poner en marcha una clínica cardiológica en la ciudad de Zabzre, no sin antes invitar a su mentor para que fuera el cirujano jefe en la intervención inaugural de la nueva clínica.




El edificio se encontraba en obras. Poco a poco los médicos se fueron incorporando al nuevo equipo: Bochenek, Zembala...; incluso tendrían que arrimar el hombro como improvisados albañiles, pintores, carpinteros, electricistas... junto a un grupo de entusiastas muchachas recién graduadas en la Escuela de Enfermería de Nowy Sazc: Michalina (Magdalena Wróbel), Jolka (Magdalena Kaczmarek) y Gosia (Milena Suszynska), todas ellas sin experiencia alguna en el área cardiovascular.


Las enfermeras Michalina (Magdalena Wróbel), Jolka (Magdalena Kaczmarek) y Gosia (Milena Suszynska)

Religa visita las zonas industriales vecinas a Zabrze, en la Alta Silesia, y a los políticos del Comité Local del Partido Comunista polaco en la procura del dinero necesario que le permita completar su proyecto. Resulta meritorio el trabajo de Lukasz Palkowski al mostrarnos varias imágenes contradictorias, las del ambiente insalubre de las explotaciones de carbón nocivas para el medio natural frente a aquellas otras más animosas del hospital en construcción. Para algunos críticos, ésta es un película de contrastes.

El quirófano de Zabrze se inauguró en agosto de 1985 con una intervención dirigida por el Profesor Sitkowski, tal y como se lo había prometido al Doctor Religa. Pero a las dificultades presupuestarias pronto se unirían las trabas administrativas y las obstáculos técnicos, como la búsqueda de donantes y el manejo del rechazo cardíaco.

Respecto a la película, en estos momentos estamos asistiendo tal vez a los momentos más indolentes según determinadas críticas. Las secuencias de las fiestas protagonizadas por médicos y enfermeras ebrios de gloria y alcohol resultan ciertamente grotescas.

CICLOSPORINA A

El 31 de enero de 1972, el efecto inmunosupresor de la ciclosporina A fue descubierto en los laboratorios Sandoz (hoy en día Novartis) de Basilea (Suiza). Se trataba de un péptido no ribosomal cíclico de 11 aminoácidos producido por el hongo Tolypocladium inflatum aislado por primera vez en una muestra de tierra procedente de Noruega que Hans Peter Frey, un empleado de la empresa, había traído de sus vacaciones en 1969.

El inmunólogo Profesor Jean-François Borel (1933) desempeñó un papel fundamental en el descubrimiento de este fármaco. Descartando su actividad antibiótica, Borel se percató de que la ciclosporina A no suprimía todas las células involucradas en la respuesta inmune, permitiendo al organismo continuar defendiéndose de las infecciones.



Profesor Jean-François Borel


Su uso terapéutico no fue aprobado hasta 1983. En una bucólica escena vacacional de la película contemplamos cómo el Doctor Religa concentra su atención en un supuesto número de la revista "British Cardiosurgery Journal"  que revela el potencial de la ciclosporina A como terapia capaz de evitar el rechazo de los trasplantes, mientras su bella esposa Anna (Magdalena Czerwinska) se zambulle en las aguas del lago de turba de Warminsko-Mazurskie.


Profesor Jan Nielubowicz (1915 - 2000)

El éxito o el fracaso de Religa podría acarrear beneficios y daños colaterales. En un momento determinado recibió una llamada telefónica del eminente Profesor Jan Nielubowicz (Marian Opania) cuyo equipo investigador llevaba meses preparándose para el primer trasplante hepático en Polonia. El más mínimo contratiempo sufrido por los cirujanos cardíacos de Zabzre podría llevar al traste tan ambicioso proyecto. 

El primer trasplante dirigido por el Dr. Religa tuvo lugar en Zabzre el 5 de noviembre de 1985. La película nos muestra una escena muy especial. El paciente (Marek Syudim) se interesa por la procedencia del órgano que le van a implantar: "¿No será de un marica o de un judío, o todavía peor, de una mujer?", los tradicionales prejuicios de la profunda Polonia católica, homófoba, machista... pero todavía oficialmente comunista. A pesar del éxito inicial, el paciente falleció 6 días después de la intervención.




Imagen del rodaje de "Dioses"

Entonces las críticas arreciaron contra Religa, con la misma intensidad que años antes se habían cebado con el Dr. Moll. Fue acusado de arriesgar tanto la vida del receptor como la del donante, pues todavía planeaban dudas sobre el diagnóstico de muerte cerebral. Fue tachado de egoísta megalómano.

A pesar de todo, el 12 de noviembre de 1985, el equipo capitaneado por Religa realizó un nuevo trasplante. Esta vez el paciente sobrevivió 30 días. La incertidumbre hacía mella en unos profesionales cada vez más inseguros. En un momento tan crítico Religa busca refugio en la bebida. Bochenek y Zembala se vieron obligados a hacerse cargo de la clínica mientras su jefe no se recuperaba. 




El director Lukasz Palkowski durante el rodaje de "Dioses"

Pero pacientes desahuciados continúan acudiendo al hospital de Zabzre depositando en sus cirujanos su última esperanza. Con unas posibilidades de éxito por debajo del 15%, Religa volvió a intentarlo el 24 de abril de 1986. Ante la dificultad del caso, los cirujanos llegaron a plantearse la posibilidad de un xenotrasplante, evaluando las opciones de un corazón procedente de un cerdo o de un babuino del zoo de Wroclaw mientras no se localizaba el donante humano adecuado. Tiempo y burocracia se aliaron para derrotar una vez más a tan tenaces profesionales: el receptor falleció dos horas antes de encontrar un posible donante. El corazón que le habían implantado probablemente habría infartado antes de extraérselo al donante. 

El círculo fracaso - desesperación - borrachera se cerró nuevamente sobre el Dr. Religa. Tan solo el amparo y los cuidados de su esposa Anna conseguirían levantar de nuevo su ánimo deteriorado.



Después de visitar a un enfermo Dr. Moll, tras valorar concienzudamente todo el proceso seguido en las anteriores intervenciones, incluyendo la dosificación de la ciclosporina A, en mayo de 1986 tuvo lugar un cuarto trasplante en la clínica de Cirugía Cardíaca de Zabzre, el primero efectivo tras el Telón de Acero, pues este paciente consiguió sobrevivir 7 años.



LOS TRASPLANTES CARDIACOS EN ESPAÑA

El 18 de septiembre de 1968, medio año después del trasplante de Barnard y medio año antes que el trasplante de Moll, el Doctor Cristobal Martínez-Bordiú (1922-1998), Marqués de Villaverde y yerno del dictador Francisco Franco (1892 - 1975), realizaba el primer trasplante cardíaco en España. El paciente, el fontanero gallego de 41 años Juan Alfonso Rodríguez Grille, intuyendo el fatal desenlace de dicha intervención se lo hizo llegar a su esposa en una nota previa. Falleció 27 horas después como consecuencia de las complicaciones quirúrgicas. En esta polémica historia se entremezclaron cuestiones médicas con políticas, en una época en la que el régimen franquista intentaba colocar a nuestro país a la misma altura que las élites democráticas mundiales.




Dr. Cristobal Martínez-Bordiú

Habría que esperar 16 años, hasta que en 1984 el Doctor Josep María Caralps (1942) realizase en España el primer trasplante cardíaco efectivo. Ningún cirujano llamó para felicitarle. El paciente sobrevivió 9 meses.



El Dr. Caralps al frente de su equipo

A su vez, el Doctor Josep María Caralps es hijo del Profesor Doctor Antoni Caralps i Massó (1904 - 1991) que junto al Profesor Doctor Josep María Gil-Vernet i Vila (1922) practicaron en 1965 el primer trasplante renal en España.


Profesor Doctor Josep María Gil-Vernet i Vila

En cifras generales, en el año 2014 se realizaron 120000 trasplantes (6270 de corazón). Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) esta cifra tan sólo representa el 12% de las necesidades mundiales de trasplantes.


El Dr. Rafael Matesanz (1949) nefrólogo español creador de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)

EL AUTOMOVIL DEL DOCTOR RELIGA

El vaquero y su caballo en un western clásico. Como si se tratara de un personaje más de la película, la relación entre Religa y su sempiterno FSO 125p color verde manzana cobra un especial protagonismo. Juntos y veloces, hombre y máquina devoran ida y vuelta los 305 kilómetros que separan por peligrosas carreteras Varsovia de Zabrze.




La FSO (Fabryka Samochodów Osobowych), empresa automovilística estatal polaca, comenzó su producción en Varsovia en 1951 con un primer modelo denominado "Warsawa", bajo licencia de la soviética GAZ. En 1968 se inició la producción de los modelos "Polski Fiat", que contaban con la carrocería de un Fiat 125 y con motores de la misma marca italiana (1300 y 1500), la base de los posteriores "Polonez".

LA LEY MARCIAL

Desde el 31 de diciembre de 1981 hasta el 22 de julio de 1983 se extendió un funesto paréntesis en la historia de Polonia impuesto por el gobierno del general Wojciech Jaruzelski, un oscuro personaje cuya existencia resultaría digna de un guión cinematográfico. Se trataba de los últimos coletazos del tardocomunismo que comenzaba a resquebrajarse ante la ingente presión social de los movimientos opositores, como el sindicato Solidaridad (Solidarność)




Wojciech Jaruzelski (1923 - 2014)


Gran parte de la acción de esta película se desarrolla durante este período histórico. Incluso el propio Doctor Religa se encara con los funcionarios policiales que vigilan muy de cerca los pasos de su discípulo y ayudante Romuald Romek Cichon (Rafal Zawierucha).

BANDA SONORA

Destacamos la presencia de "It´s a Man´s Man´s Man´s World" en su versión original de James Brown, "Green Onions" de Booker T & the MG´s o la impactante "My Sharonna" de The Knack.




TABAQUISMO Y CANCER DE PULMÓN

En "Dioses" el humo del tabaco se instala en cualquier lugar, incluyendo el interior de las instalaciones sanitarias. El Doctor Religa fuma en la sala de autopsias, en los pasillos del hospital, en urgencias, en los despachos de la administración, en su propio domicilio (junto a uno de los puentes que atraviesan el Vístula), en su coche, mientras pesca. Fuma solo o acompañado: por su esposa, por sus colegas, por las enfermeras, incluso fuma delante de los provectos colegas que juzgan sus procedimientos quirúrgicos desde el comité ético del hospital.


Pero ese no es su único hábito malsano. Cuando las cosas se tuercen, Religa busca refugio en la bebida. Esta película nos lo presenta en estado de ebriedad en diversas ocasiones.

Después de una dilatada carrera profesional y política, habiendo sido senador en 1993 y Ministro de Sanidad en los gobiernos de Kazimierz Marcinkiewicz y Jaroslaw Kacynski, el Dr. Religa falleció el 8 de marzo de 2009 a los 70 años, víctima de un cáncer de pulmón que le había sido diagnosticado apenas dos años antes.

En el año 2015, el Doctor Marian Zembala también fue Ministro de Sanidad de Polonia.




1 comentario:

Anónimo dijo...

Colocan con éxito el primer corazón artificial en España. Un exalbañil de 47 años se ha convertido en el primer paciente español con un corazón completamente artificial tras extirparle los médicos el suyo, a la espera de un trasplante definitivo.

http://www.eluniversal.com/noticias/estilo-vida/colocan-con-exito-primer-corazon-artificial-espana_629841