domingo, 31 de octubre de 2010

PLANTA 4ª


"No somos cojos... ¡somos cojonudos!"



Si la memoria no nos falla, desde la excepcional "Camino" (Javier Fesser, 2008) el padecimiento del cáncer en la adolescencia no había vuelto a ser abordado en este blog...

El tema vuelve a estar de actualidad, debido al estreno de "Vivir para siempre" (Gustavo Ron, 2010), una historia protagonizada por un niño de 12 años enfermo de leucemia.

Para rodar "Planta 4ª" (Antonio Mercero, 2003), el veterano guionista y director entre otras de la claustrofóbica "La cabina" (1972) y de la exitosa serie televisiva "Verano azul", se basó en "Los pelones", obra teatral autobiográfica de Albert Espinosa, que luchó contra el cáncer entre los 14 a los 24 años.

Antonio Mercero

Como su título indica, la trama se desarrolla en una planta hospitalaria de traumatología infantil, donde se encuentran internados varios adolescentes que padecen las secuelas de accidentes de tráfico y diversas patologías tumorales.

Uno de los protagonistas es Juan José Ballesta, que se dio a conocer en el mundo del cine gracias a su extraordinario trabajo en la laureada "El Bola" (Achero Mañas, 2000). En "Planta 4ª" encarna a Miguel Ángel, un chaval alegre y travieso al que le han amputado una pierna debido a un osteosarcoma tibial.

Le acompañan en sus aventuras otros chicos afectados también por sendos osteosarcomas, Izan (Luis Ángel Priego), Dani (Gorka Moreno) y Guillermo (Marcos Cedillo), alias "Pepino", que correrá peor suerte que sus compañeros, pues cuando le diagnostican el cáncer óseo éste ya se habrá diseminado en forma de múltiples metástasis pulmonares... Recordemos que la recaída a distancia del osteosarcoma no suele responder a la quimioterapia y tiene muy mal pronóstico.


Dani, Miguel Ángel e Izan

OSTEOSARCOMA

Se trata del cáncer óseo más frecuente en la juventud; la edad promedio de diagnóstico son los 15 años. A finales de la adolescencia, su prevalencia es mayor en los varones. Aunque puede afectar a cualquier hueso, es más frecuente en las epífisis de los huesos largos, como la tibia y el fémur (ambas localizaciones cerca de la rodilla) y en el húmero proximal (cerca del hombro). En estos aspectos, el guión de la película se ajusta mucho a la realidad.

Desde el punto de vista anatomopatológico se clasifican en osteogénicos, con predominio de osteocitos atípicos que forman hueso osteoide, y osteolíticos, tumores menos diferenciados donde predominan los osteoclastos causantes de la necrosis y destrucción óseas.



Osteosarcoma osteogénico

Los síntomas más frecuentes son fracturas (que incluso pueden ocurrir de manera espontánea), dolor e inflamación local, y cierta incapacidad funcional (pudiendo provocar cojera si el tumor se localiza en la pierna).

El diagnóstico de confirmación se realiza mediante biopsia. En la película, Jorge (Alejandro Zafra) es un muchacho que ingresa en el hospital bajo la sospecha de padecer un tumor óseo. Tras sufrir un accidente de motocicleta, las radiografías revelaron una área radiotransparente en una de sus tibias...

LA PELÍCULA...

Las escenas de este film fueron filmadas en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. Respecto al tratamiento, Izan y Miguel Ángel han sufrido sendas amputaciones, debido al rechazo de los implante osteogénicos que en su día fueron empleados para tratar su enfermedad. Dani, sin embargo, no rechazó el implante, pero todavía está pendiente de completar los ciclos de tratamiento con quimioterapia.

En la película existe una escena muy reveladora. El intransigente Dr. Gallego (Miguel Foronda), más crítico con las travesuras de los muchachos que el Dr. Marcos (¡nuestro gallego Monti Castiñeiras!) informa a Dani, Izan y Miguel Ángel de la muerte del malogrado Guillermo. 

Observamos que el miedo y el rechazo de la quimioterapia es común entre estos enfermos, para nada dispuestos a soportar la alopecia, el decaimiento general, las náuseas, los vómitos y la esterilidad provocados por los fármacos citotóxicos (cisplatino, ciclofosfamida, ifosfamida, metotrexato con leucovorina a altas dosis y doxorrubicina).


Monti Castiñeiras es el Dr. Marcos

Mientras Miguel Ángel trata de superar el trauma que le provoca la enfermedad y la extraña relación de amor - odio frente a su padre, Izan pone todas sus esperanzas en la prótesis biomecánica que le permitirá llevar un vida más normal una vez haya abandonado el sanatorio. Paralelamente a todo ello, asistimos también a la historia de amor que protagonizan Dani y Gloria (Maite Jáuregui) una joven con anorexia ingresada en la planta de Psiquiatría, sentimiento que les servirá como motor para seguir luchando contra sus enfermedades...


Para sellar su compromiso con la muchacha, Dani le regalará una de las pulseras de identificación que luce en su muñeca, a modo de valiosos trofeos de guerra: cada operación, una pulsera... Cuantas más pulseras, mayor veteranía, y también mayores sufrimientos.

¿Cómo superan el cáncer los adolescentes hospitalizados? ¿Es real el drama que Antonio Mercero nos presenta en esta película? Pues lo consiguen gracias a la amistad, a la solidaridad, al amor, a la música, al deporte, a la imaginación, al humor y a la fantasía : ¿existe realmente la modelo con la que sueña Miguel Ángel?...

Desde nuestra humilde perspectiva respaldamos el valor médico y formativo de esta obra; asistimos como espectadores al particular microcosmos (a la manera del de McMurphy en "Alguien voló sobre el nido del cuco") generado entre las paredes de un centro sanitario, frías, asépticas, impersonales, y cómo el ingenio de estos jóvenes enfermos les permite sobrevivir al entorno, soportando el dolor de su propia enfermedad y la de sus compañeros.


PULSERAS ROJAS



"Polseres vermelles" es el título original de la exitosa serie de TV3 centrada en la vida de 6 adolescentes que deben pasar una larga estancia entre las paredes de un hospital, idea que entusiasmó al mismísimo Steven Spielberg y cuya adaptación a buen seguro realizará el salto a la fama en las pantallas norteamericanas.

Los problemas de la adolescencia, el primer amor, el aislamiento del joven enfermo, el compañerismo y la amistad... todos ellos son valores destacados en la película de Antonio Mercero. No en vano la historia sobre la que se vertebra la serie es la misma protagonizada personalmente por Albert Espinosa.

Mucha más información en el siguiente enlace...




CINEFILIA:
  • El personaje de Izan se apellida Espinosa; representa al alter ego de Albert Espinosa, autor de la obra teatral en la que se inspiró la película...
  • Todos los chicos son fans de "Estopa", que intervienen en la actuación final en el gimnasio del hospital.
  • Como en su día le ocurrió a Lew Ayres, Monti Castiñeiras también tiene cara de médico... A su papel como el Dr. Marcos en esta película debe añadirse su ulterior intervención como el Dr. Fernando en "¿Y tú quién eres" (Antonio Mercero, 2007)
  • La banda sonora original es obra del polifacético Manuel Villalta, arreglista y compositor que ha trabajado con Nacha Pop y Miguel Bosé, amén de componer la música de varias otras películas españolas.
  • El ejercicio colectivo de onanismo que protagonizan Dani, Izan y Miguel Ángel es el cuarto de baño de su habitación tiene como fondo musical la archiconocida "Marcha Radezstky", composición de Johann Strauss padre, un hito en el tradicional Concierto de Año Nuevo de Viena.

3 comentarios:

Ivan Ignacio dijo...

Al ver la tapa pensé en cualquier cosa menos en la leucemia. Parece interesante.

DOCTOR ALBEIROS dijo...

No son enfermos de cáncer, sino afcetados por un cáncer óseo (osteosarcoma)

Anónimo dijo...

Les invito a un nuevo blog sobre medicina y derecho.
http://medicinavsderecho.blogspot.com
Un saludo.