domingo, 29 de mayo de 2022

UN ASUNTO DE MUJERES - EL ACONTECIMIENTO. EL ABORTO EN EL CINE FRANCÉS

En 1968 Norma McCorvey, una mujer de 21 años con una turbulenta existencia a sus espaldas, se quedó embarazada por tercera vez. Acuciada por el paro laboral y víctima de una profunda depresión, acudió al bufete de las abogadas Linda Coffee y Sarah Weddington, especializadas en la defensa de mujeres que deseaban abortar. 

Por aquel entonces, las restrictivas leyes del estado de Texas solamente permitían el aborto legal en casos de violación. Bajo ese supuesto, entablaron una prolongada batalla legal contra el fiscal del distrito Henry Wade, que culminó 3 años después en la Corte Suprema de los Estados Unidos, con el fallo favorable para la demandante, protegida legalmente en todo momento bajo el seudónimo de Jane Roe.


Norma McCorvey (Jane Roe) (1947-2017)

Paradójicamente, Norma-Jane nunca llegó a abortar, pues al igual que ocurrió con sus dos hijas anteriores, dio en adopción a su tercer bebé. Su existencia es digna de la más auténtica ficción cinematográfica. Años más tarde, después de confesar que realmente nunca había sido violada, arrepintiéndose de sus anteriores decisiones se convirtió al catolicismo, transformándose  de esta manera en un icono antiabortista mundial. 

El caso popularmente conocido como Roe contra Wade supuso en 1973 el reconocimiento por parte de la más alta institución jurídica estadounidense del derecho constitucional de las mujeres embarazadas a la hora de elegir abortar libremente, anulando de paso muchas leyes federales y estatales que restringían o impedían esta práctica.

Precisamente en estos días, los magistrados del Tribunal Supremo de los Estados Unidos debaten una vez más sobre la derogación de la ley del aborto. Actualmente existen 13 estados de la Unión con legislaciones restrictivas al respecto, que entrarían inmediatamente en vigor si la reforma nacional prosperase finalmente.

En Texas, por ejemplo, la ley aprobada en septiembre de 2021 prohibe abortar a partir de la 6ª semana de gestación. Además, anima a la ciudadanía a ejercer de policía vecinal, llegando a ofrecer 10000 dólares a quienes denuncien a cualquier persona sospechosa de ayudar a abortar. Mas férrea todavía es la ley en Alabama, donde el aborto está prohibido en cualquier supuesto desde el mismo momento en que la mujer conoce su gravidez.

CINEFILIA

"Apio verde" (Francecs Morales, 2013), cuyo título hace referencia a la creencia tradicional de que el consumo de cantidades excesivas de apio durante la gestación podría inducir un aborto, ha sido encuadrada por la crítica especializada dentro del género del thriller psicológico.

Se trata de una película chilena centrada en el sufrimiento de una pareja que se enfrenta a un embarazo con un feto anencéfalico incapaz de sobrevivir a partir de su nacimiento.

En la época del rodaje, Chile era uno de los pocos países del mundo cuyas leyes no contemplaban el aborto terapéutico, ni siquiera cuando la vida de la madre estuviera en peligro. Por ello la protagonista, Adriana (Catherine Mayozer),  deberá llevar a término su gestación aún a sabiendas de su fatal desenlace, soportando una insufrible tortura física y psicológica.

Finalmente, el 14 de septiembre de 2017, el ejecutivo chileno promulgó una nueva legislación que permite el aborto en los casos de embarazo fruto de una violación, cuando peligre la vida de la gestante o cuando el feto presente anomalías incompatibles con la vida.

En España, a pesar que desde mediados de los 80 se podía abortar legalmente bajo determinados supuestos (Ley Orgánica 9/1985, de 5 de julio de 1985), en el transcurso de una guardia en el antiguo Hospital General de Galicia, una mujer embarazada de pocas semanas acudió al servicio de urgencias presentando una infección ginecológica. Revisada por los especialistas, se consiguió extraer una pequeña rama de perejil (Petroselinum crispum) que alguien le había introducido previamente en su cuello uterino.

Tanto las semillas del perejil como el apio contienen apiol, una oleorresina presente en ciertos aceites esenciales obtenidos de las hojas y otras partes de estas plantas. Fue descubierta en 1715 por un boticario de Leipzig (Alemania), Heinrich Christoph Link, en forma de cristales verdosos reducidos por el vapor del aceite de perejil.

En 1895, Joret y Hormolle descubrieron la utilidad del apiol en el tratamiento de la amenorrea. En medicina se ha empleado tradicionalmente en el tratamiento de los trastornos menstruales y también como abortivo, habiéndose reportado casos de intoxicaciones mortales en este último caso.

Petroselium crispum, de Franz Eugen Köhler (Koehler Images)

El uso de esta planta en abortos caseros se conoce desde la antigüedad, igual que las infusiones de ruda (Ruta graveolens), las agujas de tejer, las sondas o las perchas. Muchas mujeres han enfermado o muerto por estas prácticas clandestinas, a las que también asistimos como espectadores de "El acontecimiento" (Audrey Diwan, 2021).

En 1963, Anne Duchesne (magnífica Anamaria Vartolomei) es una estudiante universitaria con un futuro prometedor. Con los exámenes finales encima, descubrirá que se encuentra encinta y deberá enfrentarse al dilema de continuar con su gestación, abandonando sus estudios, o interrumpir su embarazo a costa de la censura social, el miedo, la cárcel, el dolor e incluso la muerte.

El guión de Marcia Romano y de la propia Audrey Diwan se inspira en la novela homónima de la escritora francesa Annie Ernaux (1940) cuya obra literaria contiene diversos componentes autobiográficos, como por ejemplo el sucedido a principios de los 60, cuando ella misma se quedó embarazada e intentó abortar para continuar con sus estudios.

Según palabras de la directora, esta no es una película sobre el aborto, sino sobre la libertad de elección de las mujeres.

La escritora Annie Ernaux

A la credibilidad de la historia cinematográfica contribuye notablemente el uso del formato 1.37 y la dirección de fotografía, a cargo de Laurent Tangy, con la cámara en perfecta sincronización con la protagonista, primero para mostrarnos el mundo contemplado desde su propia perspectiva, y más tarde situándose detrás de ella, para destacar todo lo que ocurre en su dramático entorno.

Dejando a un lado el morbo y apartándose de lo escabroso, resultan especialmente duras las escenas relacionadas con las prácticas caseras para la interrupción del embarazo, iniciadas tanto por la propia protagonista como por la abortista clandestina, Madame Rivière (Anna Mouglalis)

"UN ASUNTO DE MUJERES"

En este aspecto, resulta inevitable la comparación con "Un asunto de mujeres" (Claude Chabrol, 1988), ambientada en la Francia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial, donde una joven madre de familia, Marie Latour (Isabelle Huppert), tras ayudar a abortar a su amiga Ginette (Marie Bunel), comienza a ser solicitada por otras embarazadas que desean poner fin a sus embarazos no deseados, fruto de violaciones o por relaciones adúlteras.

En una escena de esta película, Marie sorprende a su vecina sumergida en un barreño de agua con mostaza, supuestamente una sustancia abortiva según la tradición popular.

Parte de la crítica se manifestó en su día contraria al planteamiento de "El acontecimiento" (Audrey Diwan, 2021), por la crudeza de las imágenes que nos muestran las prácticas abortivas, insinuadas en la cinta de Chabrol mediante un sistema de sondas y lavativas con agua jabonosa.

Separadas por tres décadas, ambas películas retratan a la perfección la indecisión y el sufrimiento de aquellas mujeres que un día decidieron abortar. En "Un asunto de mujeres", en la época donde muchas francesas se vieron abocadas a la prostitución para poder mantener a sus familias en tiempos de penuria. En "El acontecimiento", una prometedora estudiante universitaria que se enfrenta a la incomprensión social y al miedo, al dolor y a la muerte, tal y como le ocurrió a la desdichada Jasmine (Dominique Blanc) en el film de Chabrol, fallecida tras las complicaciones de un aborto tras gestaciones en 7 años de miserable convivencia matrimonial.

El propio Claude Chabrol, junto a la prestigiosa guionista Colo Tavernier, (malograda esposa del cineasta Bertrand Tavernier), escribieron el guión de esta película a partir del libro homónimo del abogado y político francés Francis Szpiner (1954).

Nacido en el seno de una familia de impresores de origen judío y polaco, este  reconocido letrado fue asesor del presidente Jacques Chirac y alcalde del Distrito XVI de París. Alcanzó su mayor notoriedad profesional al haber defendido, entre otros polémicos personajes, a la famosa proxeneta Madame Claude, al brutal ex-dictador centroafricano Jean-Bedel Bokassa y al actor, empresario y controvertido político Bernard Tapie, presidente en su día del club de fútbol Olympique de Marsella.


Francis Szpiner (1954)

En 1986 escribió "Un asunto de mujeres" inspirándose en la historia real de Marie-Louise Giraud, humilde lavandera de la ciudad de Cherburgo y una de las últimas mujeres guillotinadas en Francia, denunciada por su propio marido tras haber realizado una veintena de abortos a mujeres durante el Régimen de Vichy. En la ficción cinematográfica, el popular actor François Cluzet encarnó a este desdichado personaje, Paul Latour, un resentido herido de guerra condenado a soportar el desprecio y las infidelidades de su esposa.

Marie-Louise Giraud, una "creadora de ángeles" según la creencia de que los fetos abortados también tenían alma, cayó bajo la guillotina el 30 de julio de 1943 en la prisión de La Petite Roquete de París, cumpliendo una sentencia del Tribunal de Estado inusitadamente cruel, que pretendía resultar ejemplar en un país colaboracionista con los nazis bajo el gobierno del mariscal Pétain y su Ley 300, que definía al aborto como un crimen.


Madeleine Pelletier (1874-1939)

Otra víctima notoria de estos tribunales fue la reconocida militante feminista Madeleine Pelletier, primera mujer francesa diplomada en psiquiatría, arrestada y encerrada en un manicomio bajo la falsa acusación de haberle practicado un aborto a una menor.

HISTORIA DE LOS ANTICONCEPTIVOS ORALES

En 1951, el químico de origen austrohúngaro Carl Djerassi y el estudiante mexicano Luis Miramontes sintetizaron la 19-nor-17-etinilesterona (norestirona o noretindrona), una hormona artificial que serviría de base para el posterior desarrollo de otros anticonceptivos orales.

En 1955, los científicos vinculados a la Universidad de Harvard y a la Fundación Worcester de Biología Experimental, John Rock (1890-1984), Gregory Goodwin Pincus (1903-1967) y Min Chueh Chang (1908-1991), lograron desarrollar con éxito una píldora inhibidora de la ovulación.

Pero los ensayos con la píldora anticonceptiva no pudieron llevarse a cabo en el estado de Massachusetts, donde cualquier patrocinio a la anticoncepción tenía la consideración delictiva. Por esta circunstancia, 67 clínicas de Puerto Rico al servicio de mujeres de escasos ingresos económicos se convirtieron en el banco de pruebas del entonces revolucionario método, bajo la supervisión de la Dra. Edris Rice-Wray (1904-1990).

No sería hasta mayo de 1960 cuando la FDA aprobó las indicaciones del Enovid, considerada la primera píldora anticonceptiva oral combinada (mestranol-noretinodrel).

Recordemos que la acción de "El acontecimiento" ocurre en los tiempos en los que el uso de la píldora anticonceptiva se encontraba en sus etapas iniciales.

ALGUNAS PELÍCULAS SOBRE EL ABORTO

"La chica de la fábrica de cerillas" (Aki Kaurismäki, 1990) culmina la trilogía proletaria del afamado cineasta finlandés, destacado por sus singulares retratos de las clases sociales más desfavorecidas, especialmente del norte de Europa.

En esta desgarrada historia de soledad y desamor nos presenta a Iris Rukka (Kati Outinen), una muchacha taciturna y sin porvenir que trabaja controlando el correcto etiquetado de las cajas en una factoría de cerillas. Por si fuera poco, debe enfrentarse al desapego familiar, manteniendo económicamente a su malvado padrastro (Esko Nikkari) y a su insensible madre (Elina Salo).

Por si fuera poco, una noche, al salir a bailar y divertirse, se queda embarazada de un desconocido (Vesa Vierikko) que la había tomado por una mujer fácil. La trama se complica cuando Iris sufre un aborto después de ser atropellada por un coche. Convaleciente, desde la cama del hospital trama su venganza contra su familia y su desaprensivo imprevisto amante.

 

"Las normas de la casa de la sidra" (Lasse Hallström, 1999), se inspira en la novela homónima del escritor estadounidense John Irving, cuyo trabajo fue galardonado en 1999 con el Oscar al mejor guión adaptado. Asimismo Michael Caine obtuvo la preciada estatuilla de la academia de Hollywood como mejor actor secundario por su interpretación del Dr. Larch, el regente del orfanato infantil de St. Cloud, en Maine (EEUU) durante los años 30-40 del pasado siglo XX, donde también se practican abortos.

A medida que va creciendo unos de sus pupilos, Homer Wells (Tobey Maguire), el médico lo irá preparando para que se convierta en su sucesor al frente de la institución; y a pesar no compartir los métodos de su preceptor, finalmente ayudará a abortar a una joven embarazada víctima de un incesto.

"El secreto de Vera Drake" (Mike Leigh, 2004) nos cuenta la historia de Vera Drake (Imelda Staunton), una modesta limpiadora que vive en Londres en 1950, junto a su esposo mecánico y sus hijos. Dentro de esta apacible y humilde existencia, la protagonista guarda un secreto, pues ayuda a abortar clandestinamente a otras mujeres, una actividad entonces considerada completamente ilegal.


En "Juno" (Jason Reitman, 2007), comentada anteriormente en este mismo blog, somos testigos del dilema de la joven protagonista (Ellen Page), cuando se queda embarazada sin desearlo y se plantea abortar. Tras muchas vicisitudes, finalmente decide continuar con su gestación y dar en adopción a su recién nacido.

"4 meses, 3 semanas, 2 días" (Cristian Mungiu, 2007) es una película que nos presentan las dificultades de dos jóvenes estudiantes de BucarestOtilia (Anamaria Marinca) y Gabita (Laura Vasiliu), cuando ésta última se queda embarazada y se planeta abortar en la Rumanía sojuzgada bajo el régimen comunista del dictador Nicolae Ceacescu y sus leyes contrarias al aborto, que empujaron a más de medio millón de mujeres a abortar clandestinamente.

Este film explora los miedos interiores y los límites de la amistad. No se posiciona ni a favor ni en contra del aborto. Simplemente narra de manera realista una historia de tristeza, angustia y falta de libertad, sin juzgar, pero emocionando al espectador.

Presenta además ciertas similitudes con "Un asunto de mujeres" y "El acontecimiento", como los abortos en clandestinidad por personal no sanitario, empleando métodos tan peligrosos como una sonda que permite la inyección de un producto químico a través del cuello uterino. 

Pero también comparte la estética de su fotografía, cámara al hombro rodando las tribulaciones de Otilia cuando trata de deshacerse de los restos del aborto en la oscuridad y el frío de la noche

En 2021, la cinta ganadora del Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Berlín fue "Nunca, casi nunca, a veces, siempre" (Eliza Hittman, 2020), un drama en el que Autumm (Sidney Flanigan), una joven cajera de un supermercado rural de Pennsylvania se queda embarazada y emprende un viaje a la desconocida Nueva York buscando interrumpir su embarazo no deseado.




lunes, 24 de enero de 2022

EL CORAZÓN ES UN CAZADOR SOLITARIO

 


"Singer recordaba que, aunque era sordo de nacimiento, no siempre había sido mudo. Siendo aún muy niño, quedó huérfano y quedó internado en una institución para sordos. Aprendió a hablar con las manos y a leer. Antes de cumplir nueve años era capaz de hablar con una sola mano, al modo americano... y también de emplear las dos, según el método europeo. Había aprendido a seguir el movimiento de los labios de la gente y a comprender lo que le decían. Finalmente, le enseñaron a hablar"...

"El corazón es un cazador solitario". Carson McCullen (1940)


"El corazón es un cazador solitario" (Robert Ellis Miller, 1968) constituye la estupenda adaptación cinematográfica de todo un clásico de la literatura estadounidense, la novela homónima de Carson McCullers publicada en 1940,  exitosa opera prima de esta escritora elogiada por genios literarios como Tennessee Williams y Graham Greene.

Resulta admirable comprobar la celebridad adquirida por esta autora nacida en Columbus (Georgia), gracias a una obra escrita y publicada cuando apenas contaba con 23 años de edad. Encuadrada por los especialistas dentro del gótico sureño, fue considerada junto con William Faulkner, una de las más representativos figuras de la literatura del Sur de los Estados Unidos.


Carson McCullers (1917-1967)

CINEFILIA

Tennessee Williams y Carson McCullers, unidos por su vecindad y su estrecha amistad, trabajaron juntos en la versión teatral de otra famosa obra de la escritora sureña, "Reflejos en un ojo dorado", llevada a la gran pantalla con el mismo título por John Huston en 1967 y protagonizada por Marlon Brando, Elizabeth Taylor, Brian Keith, Julie Harris y Robert Foster.


Carson McCullers fue una fiel retratista de personajes incomprendidos, marginales, desdichados e inadaptados, humillados por una sociedad conflictiva sometida a profundos cambios. Hija de un relojero y joyero, McCullers aprovechó su propia biografía para dotar de cualidades a sus personajes, como por ejemplo al protagonista, John Singer (magnífico Alan Arkin), que trabaja como grabador en un taller de joyería, o al Sr. Kelly (Biff McGuire), que repara relojes. 

De la misma manera, su precoz virtuosismo musical, que la llevó incluso a plantearse su carrera profesional en ese sentido, también fueron aprovechadas en "El corazón es un cazador solitario".

Tanto Robert Ellis Miller, con una dilatada carrera como realizador televisivo, como los guionistas Chapman Mortimer y Gladys Hill, consiguieron trasladar con éxito todo este particular universo a la gran pantalla.


Alan Arkin es John Singer

El argumento gira alrededor de Singer, paradigma de bondad y generosidad, que a pesar de ser sordo y mudo se convierte en el confidente del resto de los personajes: la atribulada y melómana  Mick Kelly (Sondra Locke, nominada al Oscar como mejor actriz de reparto), el obrero alcohólico Jake Blount (Stacy Keach) y el Dr. Copeland (Percy Rodrigues), valedor de los más frágiles y desprotegidos, en una época en la que ser negro y pobre en los EEUU significaba el incuestionable destierro a los estratos más bajos de la sociedad.


Percy Rodrigues es el Dr. Copeland

Novela y película abordan cuestiones tabú en los EEUU de la primera mitad del siglo XX: racismo, alcoholismo y suicidio. También quizás la homosexualidad disimulada bajo la íntima amistad entre Singer y el risueño glotón Spiros Antonapoulos (Chuck McCann), igualmente sordomudo.


Chuck McCann es Spiros Antonopoulos

Podríamos asegurar, sin temor a equivocarnos, que en 1940 Carson McCullers se adelantó en su novela a demandas sociales conseguidas 20 años más tarde por el movimiento liderado por
Martin Luther King y sus colaboradores con la Ley de Derechos Civiles de 1964, o con la doctrina de la antipsiquiatría de Franco Basaglia y la desaparición de los manicomios. 

CINEFILIA
 
Stacy Keach encarnó a otro legendario perdedor cinematográfico en "Fat City, ciudad dorada" (John Huston, 1972), el veterano boxeador en decadencia obligado a ganarse la vida como peón agrícola, un inolvidable personaje en las antípodas del rutilante detective Mike Hammer, protagonista de la popular serie televisiva de los 80.


CINEFILIA

Sondra Locke tenía 24 años cuando debutó en el cine encarnando a la adolescente Mick Kelly, personaje que en la novela original apenas rebasa los 12 años. Gran parte de la trayectoria artística de esta actriz, cantante y directora de cine estadounidense estuvo ligada a Clint Eastwood, su pareja sentimental durante casi 3 lustros (1975-1989).


Ambos se conocieron cuando la actriz se presentó al casting de "Primavera en otoño" (Clint Eastwood, 1973), una historia de amor entre un hombre maduro y una joven hippie, protagonizada por William Holden y Kay Lenz.

CINEFILIA

Alan Arkin fue nominado al Oscar como mejor actor, formando parte del selecto grupo de actores y actrices seleccionados por la Academia de Hollywood gracias a sus interpretaciones en lenguaje de signos, americano o británico: Jane Wyman por "Belinda" (Jean Negulesco, 1949), Patty Duke por "El milagro de Ann Sullivan" (Arthur Penn, 1962), John Mills por "La hija de Ryan" (David Lean, 1970), Marlee Matlin por "Hijos de un dios menor" (Randa Haynes, 1986), Holly Hunter por "El piano" (Jane Champion, 1993), Samantha Morton por "Acordes y desacuerdos" (Woody Allen, 1999), Rinko Kikuchi por "Babel" (Alejandro González Iñárritu, 2006), Sally Hawkins por "La forma del agua"  (Guillermo del Toro, 2017), y Riz Ahmed junto con Paul Raci por "Sound of Metal" (Darius Marder, 2019).


De todos ellos, cinco consiguieron la preciada estatuilla dorada: Jane Wyman, Patty Duke, John Mills, Marlee Matlin y Holly Hunter.


Al contrario de lo que algunas personas piensan, no existe una lengua de signos universal. En algunos países, como por ejemplo en Bélgica y España, existen distintas lenguas de signos (flamenca - francófona, española - catalana), tal y como también ocurre con las lenguas orales. En el Reino Unido e Irlanda, a pesar que la lengua oral es mayoritariamente común, las lenguas de signos son diferentes.

Concretamente la lengua de signos británica es muy diferente de las otras lenguas de signos europeas, manteniendo similitudes únicamente con la australiana. Se estima que en toda Europa existen unas 700000 personas usuarias de lenguas de signos.

Las lenguas de signos poseen su propia gramática y sintaxis. Existen incluso frases hechas, de difícil traducción, con palabras/signos que no tienen una traducción literal, incluyendo las otras lenguas de signos.

Sin embargo, sí existe un sistema de comunicación internacional denominado Sistema de Señales Internacional (SSI), utilizado en conferencias internacionales y reuniones de personas que no comparten una lengua de signos común.

Realmente, este sistema no es una lengua en si, por lo cual no es comparable con el esperanto, ya que su gramática y su léxico son inexistentes. Se limita a una serie de gestos con significado únicamente en un determinado contexto.

Para aprender la lengua de signos en España, es recomendable contactar con la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), que proporciona información sobre los lugares y posibilidades para este aprendizaje.



DOLOR MIEMBRO FANTASMA

En un principio, los especialista interpretaron la sensación de un miembro amputado como un trastorno psicológico. Puede ir acompañada de dolor en la extremidad ausente, parestesias, entumecimiento, sensación distérmica y la impresión de que dicha extremidad inexistente se moviera, acostara o cambiase de disposición..

En este película se describe un ejemplo de esta patología padecido por Willie (Johnny Popwell), yerno del Dr. Copeland y marido de su hija Portia (Cicely Tyson), tras sufrir una amputación de su pierna derecha por las complicaciones gangrenosas de una herida ocasionada durante su reclusión carcelaria.

Aunque su etiología sigue siendo desconocida, se atribuye a cierta reestructuración de la arquitectura neuronal cerebral y medular y las nuevas conexiones nerviosas tras la amputación.




jueves, 16 de diciembre de 2021

PHILADELPHIA


- “Este caso no trata sólo del SIDA, ¿sabe?, ¡así que hablemos de lo que trata realmente!: del odio del público en general, de nuestra repugnancia, nuestro temor, a los homosexuales. Y de cómo ese clima de odio y temor desembocó en el despido de este homosexual en particular: mi cliente, Andrew Beckett.”

John Miller (Denzel Washington) en "Philadelphia" (Jonathan Demme, 1993)

El 14 de diciembre de 1993 tenía lugar la premiere de "Philadelphia" (Jonathan Demme, 1993) en Century City, California, acontecimiento que se repetiría 2 días más tarde en Nueva York. En las Navidades de ese mismo año, en pases de acceso restringido fue proyectada otras dos veces, hasta su estreno oficial en Estados Unidos, el 14 de enero de 1994. En España, fue estrenada el 11 de marzo de 1994

Y aunque han transcurrido casi 3 décadas desde entonces, actualmente 37.7 millones de personas conviven con el SIDA, de las que poco mas de 28 millones tienen acceso a la terapia antirretroviral.

Esta es una película que queríamos afrontar desde hace tiempo, pero que por cuestiones de diversa índole fue siendo aparcada sucesivamente, tal vez debido a su incuestionable popularidad, dado el revuelo desatado en su día al afrontar las consecuencias de esta patología dentro de la comunidad homosexual masculina, con todos los tópicos y tabúes de aquella sociedad, y que en cierta manera, todavía perduran.

Y sobre estas cuestiones, en todo este espacio de tiempo, se han escrito multitud de críticas y ensayos sobre ella.


Tom Hanks y Denzel Washington

Muchos han criticado que Hollywood tardara 10 años en producir una película que abordara los estigmas de la homosexualidad y el SIDA, cuando las víctimas de la enfermedad se contaban por millares. Lo cierto es que Jonathan Demme se sintió obligado a rodar esta película cuando se enteró que su íntimo amigo, el pintor de origen español Juan Suárez Botas, había sido diagnosticado de SIDA, enfermedad de la que acabaría falleciendo a los 34 años de edad.


Juan Suárez Botas (1958-1992)

Está asimismo inspirada en las historias reales protagonizadas por los abogados Geoffrey Bowers en Nueva York) y Clarence B. Cain en Filadelfia. Bowers demandó en 1987 a la reconocida firma multinacional de abogados Baker McKenzie por despido improcedente, cuando descubrieron que tenía SIDA. Falleció en 1990, después de haber ganado un pleito que se prolongó durante 6 largos años en los tribunales.

En enero de 1994, la familia de Bowers demandó a la productora TriStar por incumplimiento de contrato, ya que si bien la película en ningún momento reconoce a Geoffrey Bowers, existen estrechas similitudes entre la ficción y la realidad, incluyendo la escena del espejo, sucedida en la audiencia de Philadelphia en 1987. Finalmente este pleito quedaría resuelto mediante un acuerdo extrajudicial. 


Tom Hanks y Geoffrey Bowers

Por su parte, Clarence B. Cain (1952-1990) era un abogado que trabajaba para la firma de abogados Hyatt Legal Services de Filadelfia, que lo despidió por tener SIDA. Miembro de una familia numerosa, sucumbió a la enfermedad 2 meses después de haber ganado su demanda.


Clarence B. Cain y su abogado Richard Silverberg

El escritor Roy Nyswaner elaboró el guión de este drama judicial tan del gusto de la crítica y el público en general, confiando gran parte del éxito a las estrellas cinematográficas Tom Hanks, encarnando al brillante abogado Andrew Becket, y Denzel Washington, su letrado defensor Joe Miller, en un sonado pleito contra uno de los bufetes más poderosos de Philadelphia, por el despido improcedente del protagonista.

En cierta manera, esta película es también la redención de Joe Miller, inicialmente un abogado de estilo arribista, que se anuncia en la TV y aprovecha cualquier circunstancia para entregar su tarjeta a posibles clientes, sobre todo pacientes de hospitales.

Una metáfora de la empatía que acabarán sintiendo ambos personajes son sus gorras de los Philadelphia Phillies, el equipo de beisbol de la ciudad: Andy se cubre con una de color negro, con su característica "P", mientras en el despacho de Joe Miller decana una gorra roja de los Phillies sobre una estantería.


Philadelphia City Hall, con su torre coronada por la estatua de William Penn, fundador de Pensilvania

Homófobo confeso, sus convicciones irán cambiando progresivamente a medida que va conociendo y solidarizándose con la injusticia padecida por su cliente y antiguo contrincante en los juzgados.

Con toda la libertad del mundo, y sin ninguna obligación para hacer lo contrario, el propio Andy ocultó inicialmente su patología a sus compañeros de bufete, tal vez por miedo a ser estigmatizado, al encubrir la lesión en su frente como un pequeño hematoma causado por un accidente deportivo. Asimismo, contemplamos cómo intenta disimular con maquillaje lo que en realidad era un sarcoma de Kaposi incipiente.

A pesar de todo, ni Hanks ni Washington fueron los candidatos elegidos en primera instancia, pues el papel protagonista fue rechazado, entre otras, por Daniel Day-Lewis y Michael Keaton. Para el abogado defensor se había pensado en un actor de carácter más cómico, como Robin Williams o Bill Murray.


Antonio Banderas es Miguel

Para completar el elenco, Antonio Banderas se convirtió en Miguel Álvarez, el novio latino de Andy, un papel para el que inicialmente se había pensado en John Leguizamo, junto a Joanne Woodward como su esforzada madre Sarah, y Jason Robards, Robert Ridgely, Charles Glenn y Ron Vawter en los implacables socios del bufete Wyant, Wheeler, Hellerman, Tetlow & Brown, capitaneados por Robards como Charles Wheeler.

Respecto a Ron Vawter, Jonathan Demme tuvo que plantarle cara a la todopoderosa productora Tristar porque se negaban a contratar al actor debido a que era VIH positivo. Al parecer, la aseguradora que cubría los imprevistos de la película se negaba a extender la cobertura a un seropositivo

Hubiera resultado ciertamente irónico que Ron Vawter no hubiera podido convertirse en Bob Seidman en una película que precisamente mostraba cómo un profesional era despedido de su empresa por tener SIDA.


Robert Rigdely, Tom Hanks, Jason Robards, Ron Vawter y Charles Glenn

Como anécdota de este film, Tom Hanks tuvo que perder alrededor de 15 kilos para convertirse en el convincente protagonista, sobre todo a medida que la enfermedad va evolucionando y deteriorando su salud. Por contra, Denzel Washington tuvo que engordar para completar la caracterización de su personaje.

SARCOMA DE KAPOSI

Se trata de una patología muy presente en esta película: una mancha púrpura en la frente del protagonista desata las sospechas de los propietarios de su bufete, y en la parte final del juicio, las lesiones generalizadas en el tórax de un ya deteriorado Andy Becket, inclinarán definitivamente la balanza de la justicia a su favor.

El sarcoma de Kaposi es una patología neoplásica que se origina en las células endoteliales de los vasos sanguíneos y linfáticos. La causa por la que se forman estas lesiones continúa siendo desconocida.

Está causado por el virus del herpes humano tipo 8. En personas inmunocompetentes, esta infección no suele causar problemas; pero si existe un estado de inmunodeficiencia, como por ejemplo en el caso de los pacientes con VIH/SIDA, puede desarrollarse este tipo de sarcoma.

Las lesiones tumorales características son indoloras, de color violáceo - pardo oscuro, que generalmente afectan a las piernas, los pies y el rostro, aunque también pueden aparecer en otras localizaciones como genitales, mucosa oral y ganglios linfáticos. En los casos más graves y avanzados, las lesiones pueden afectar el tracto digestivo y los pulmones.

En la película asistimos a la discusión en Urgencias entre Miguel y el Dr. Klenstein (Paul Lazar) el médico que está tratando a Andy por un episodio de diarrea aguda. Debaten sobre la necesidad de practicarle una colonoscopia precisamente para descartar la afectación intestinal del sarcoma de Kaposi.

Obviamente, una colonoscopia no es una prueba que se pueda solicitar desde un servicio de Urgencias. Exige una preparación para limpieza intestinal previa, que el paciente realizaría en su domicilio o bien ingresado en el hospital, si así lo recomendara su estado de salud.

En otra escena, Andy contempla a otro enfermo (Mark Sorensen Jr) con lipodistrofia facial y un sarcoma de Kaposi más avanzado, al que resulta prácticamente imposible extraerle sangre por el grave deterioro de sus venas. Un triste presagio de lo que se le venía encima.

Históricamente, esta enfermedad debe su nombre al eminente dermatólogo húngaro Moritz Kaposi, uno de los precursores en establecer las bases anatomopatológicas de su especialidad. En 1872 descubrió un cáncer de piel que nombró como sarcoma pigmentado múltiple idiomático, y que en la actualidad se ha convertido en el cáncer más común en algunas zonas del África subsahariana.


Moritz Kaposi (1837-1902)

CINEFILIA

En la autobiográfica "Las noches salvajes" (Cyril Collard, 1992), comentada anteriormente en este mismo blog, los primeros síntomas del protagonista Jean (el propio Cyrill Collard) fueron precisamente unas pápulas y nódulos de color pardo oscuro, signos inequívocos de un sarcoma de Kaposi incipiente.

Al igual que Andrew Becket, el tratamiento que recibe Jean es AZT (zidovudina), una controvertida terapia que posteriormente se convertiría en el eje central de la estupenda "Dallas Buyers Club" (Jean-Marc Vallée, 2013), con las excepcionales interpretaciones de Matthew McConaughey como el cínico Ron Woodroof y Jared Leto como el inolvidable trans Rayon.

Jared Leto y Matthew McConaughey en "Dallas Buyers Club"

CINEFILIA

Para completar el elenco de esta película, una 50 personas con SIDA fueron contratadas, con la inestimable ayuda de la organización sin ánimo de lucro Action AIDS

A día de hoy solo una de ellas permanece con vida, ya que las demás fueron falleciendo por complicaciones de la enfermedad. Se trata de Suellen Kehler, la cual vive sin problemas gracias a los avances para mantener a raya el virus del VIH.

VIH/SIDA: ANTES Y DESPUÉS

Cuando se estrenó "Philadelphia" apenas había transcurrido una década desde que la medicina comenzó a diagnosticar y a tratar los primeros casos de VIH/SIDA. Al respecto, el telefime "Al filo de la duda" (Roger Spottiswoode, 1993), comentada anteriormente en este mismo blog, representa un estupendo retrato de aquellos tiempos de temor e incertidumbre.


CINEFILIA

Existe una escena muy especial "Philadelphia". Cuando por primera vez Andy Becket abandona la oficina de Joe Miller, se detiene en la calle delante de una ventana en la que se puede leer "Macready & Shilts"; se trata de una clara referencia al periodista Randy Shilts, autor de la novela "And the Band Played On", la obra que inspiró "En el filo de la duda". Randy Shilts falleció a causa del SIDA al año siguiente del estreno de la película.

Por extraño que pueda parecer, "Philadelphia" no contó con el apoyo del colectivo gay en general. Tampoco logró el beneplácito de las organizaciones de lucha contra el SIDA. Ambos grupos afirmaron que el film no tenía nada que ver con la realidad por ellos padecida.


La transmisión de la enfermedad, causada por un virus en principio desconocido, parecía cebarse especialmente en el colectivo homosexual masculino, generando todo tipo de interpretaciones y juicios. Incluso Andy llega a referirse al SIDA como el cáncer o la peste gay.

Conviene recordar en este punto "The Normal Heart" (Ryan Murphy, 2014), un drama televisivo distribuido por HBO, basado en el original de Larry Kramer (1935-2020), escritor, productor de cine y destacado activista a favor de los derechos de los homosexuales en EEUU, fundador en 1982 de Gay´s Men Health Crisis.

Por cierto, Kramer tampoco fue un entusiasta de "Philadelphia"; en su día llegó a calificarla como deshonesta, insuficientemente buena, y política, jurídica y médicamente inexacta

Focalizado en la comunidad gay de Nueva York, cuenta con las actuaciones de Mark Ruffalo en el papel protagonista del escritor Ned Weeks (el alter ego de Larry Kramer), y con Julia Roberts como la Dra. Emma Brookner, una de las mayores especialistas sobre SIDA en pacientes homosexuales, en los albores de esta pandemia.

En "Philadelphia" están muy bien retratados los prejuicios sobre el SIDA. Incluso el abogado Joe Miller declara su aversión por los homosexuales y su temor a poder contagiarse por el mero contacto con su cliente enfermo, a pesar de que en 1993 se conocían perfectamente las vías de transmisión: sexual, sanguínea (transfusiones y hemoderivados), adictos a drogas por vía intravenosa y materno-fetal.

Exactamente los mismos escrúpulos que el indignado Charles Wheeler, contra alguien capaz de haber metido el SIDA en su despacho. Además, las chanzas sobre los gays están siempre presentes entre los directivos del prestigioso bufete de abogados.

CINEFILIA

La voz cantante de la defensa del bufete de Wheeler corre a cargo de la abogada Belinda Conine (Mary Steenburgen), cuyo papel en "Melvin y Hughes" (Jonathan Demme, 1980) fue premiado con el Oscar a la mejor actriz de reparto. Casualmente, en esa misma película, Jason Robards fue nominado al Oscar como mejor actor de reparto por su interpretación de Howard Hughes.

Mary Steenburgen es Belinda Conine

La estigmatización y el rechazo social, en mayor o menor medida, se extendió a todos los grupos de riesgo: homosexuales, toxicómanos por vía venosa y hemofílicos. En la película queda reflejado por el caso de Melissa Benedict (Kathryn Witt), una antigua empleada del bufete de Walter Kenton (Robert Ridgely),  una madre de familia contagiada por culpa de una transfusión de sangre recibida durante su segundo parto.

En los primeros años del SIDA, el diagnóstico solía ser tardío, cuando los enfermos padecían severos cuadros de inmunodeficiencia e infecciones oportunistas, como neumonías por Pneumocystis carinii (actualmente Pneumocystis jiroveci), toxoplasmosis cerebral, infecciones por micobacterias (Mycobacterium tuberculosis y M. Avium-intracelullare) y meningoencefalitis por criptococosis

Por si fuera poco, los tratamientos eran entonces poco efectivos. En la película contemplamos cómo Andy y Miguel disponen de un tablero en su coqueto loft donde están anotados horarios y medicaciones:

  • AZT: la zidovudina fue el primer tratamiento antirretroviral administrado contra el SIDA. Resultaba costosa y presentaba efectos secundarios adversos, como náuseas, vómitos, anemia, neutropenia y miopatía. En los primeros ensayos se comprobó que era capaz de retrasar la progresión temprana de la enfermedad, si bien dicho efecto no se mantiene en el tiempo y por si sola no mejora la supervivencia a corto y largo plazo.
  • NIZORIL: realmente se trata de NIZORAL, cuyo principio activo es el ketoconazol, un medicamento antifúngico destinado a prevenir y tratar ciertas complicaciones de la enfermedad, como las infecciones orofaríngeas por hongos y la candidiasis esofágica, más frecuentes en pacientes inmunocomprometidos.
  • ACICLOVIR: es un fármaco antiviral activo frente a las infecciones por el virus herpes humano. Inhibe la realización del ADN viral al interferir en la ADN polimerasa del virus. Diversos estudios demostraron que suprimir el virus del herpes podía reducir la carga del VIH, si bien el tratamiento con otros antirretrovirales ha demostrado una efectividad muy superior.
  • MEGASE: en realidad MEGACE, se trata de acetato de megestrol, un derivado de la progesterona empleado en el tratamiento del cáncer de mama y endometrio. En los pacientes con SIDA se ha utilizado como terapia paliativa contra la anorexia severa, la caquexia (pérdida de masa muscular) y el adelgazamiento (pérdidas de peso mayores al 10%).
  • VITAMINAS: en el año 2013 se publicó un trabajo que demostraba que los suplementos polivitamínicos (B, C, E y selenio) podrían retrasar la progresión del VIH durante las fases iniciales de la enfermedad. El déficit de micronutrientes incidía negativamente en la inmunidad de estos pacientes.

Se emplean fármacos de diferentes grupos terapéuticos:
  • Los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósidos (ITINN) bloquean una proteína que el VIH necesita para replicarse. Entre los ejemplos se incluyen el efavirenz (Sustiva), la rilpivirina (Edurant) y la doravirina (Pifeltro).
  • Los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósidos o nucleótidos (ITIN) son versiones defectuosas de los componentes básicos que el VIH necesita para replicarse. Entre los ejemplos se incluyen el abacavir (Ziagen), el tenofovir (Viread), la emtricitabina (Emtriva), la lamivudina (Epivir) y la zidovudina (Retrovir). También se dispone de fármacos combinados, como la emtricitabina/tenofovir (Truvada) y la emtricitabina/tenofovir alafenamida (Descovy).
  • Los inhibidores de la proteasa (IP) inactivan la proteasa del VIH, otra proteína que el VIH necesita para replicarse. Entre los ejemplos se incluyen el atazanavir (Reyataz), el darunavir (Prezista) y el lopinavir/ritonavir (Kaletra).
  • Los inhibidores de la integrasa funcionan inhibiendo a una proteína llamada integrasa que el VIH utiliza para insertar su material genético en los linfocitos T CD4. Entre los ejemplos figuran el bictegravir sódico/emtricitabina/tenofovir alafenamida fumarato (Biktarvy), raltegravir (Isentress) y dolutegravir (Tivicay).
  • Los inhibidores de entrada o fusión bloquean la entrada del VIH en los linfocitos T CD4. Algunos ejemplos son la enfuvirtida (Fuzeon) y el maraviroc (Selzentry).

EL DILEMA ÉTICO

En relación con la Bioética, las interpretaciones utilitaristas suelen cuestionar los derechos sanitarios de aquellas personas que, debido a sus comportamientos de riesgo y poco saludables, terminan por enfermarse.

Se le ha intentado aplicar a los fumadores recalcitrantes que finalmente terminan padeciendo una EPOC o un cáncer de pulmón, a los obesos que no adelgazan y a los cuales se les han llegado incluso a cuestionar determinadas intervenciones quirúrgicas, a los toxicómanos que se niegan a renunciar a sus adicciones, y por supuesto, en esta película, a los homosexuales que mantuvieron relaciones sin protección, conociendo la manera de contagiarse y las graves consecuencias del SIDA para su salud.

Afortunadamente, con el paso del tiempo y el mayor conocimiento de la patología, los infectado han dejado de considerarse unos apestados, y los avances terapéuticos han convertido a la mayoría de los afectados en enfermos crónicos.

CINEFILIA

El galardonado tema central de la banda sonora de esta película, "Streets of Philadelphia" de Bruce Springsteen, se ha convertido en todo un clásico musical desde entonces.


De la misma manera, el aria interpretada por la inolvidable Maria Callas, "La Mamma Morta" de la ópera "Andrea Chenier" (Umberto Giordano, 1896) se transforma en un bellísimo canto al amor mientras la cámara enfoca en un emocionante contrapicado a Andy explicándole sus sentimientos más íntimos a su abogado defensor.

CAMEOS

Destacamos las breves intervenciones de personajes famosos como Quentin CrispJulius ErvingRoger Corman y Tak Fujimoto.

El primero, icono gay de los 70 y personaje mítico dentro del mundo de la homosexualidad masculina, con el pelo teñido de color lila aparece fugazmente entre los invitados a la fiesta que Andy y Miguel organizan en su loft para sus familiares y amigos.

El prestigioso actor británico John Hurt alcanzó celebridad al encarnar a Quentin Crisp en el telefilm "El funcionario desnudo" (Jack Gold, 1975), basado en un guión autobiográfico sobre la escandalosa, provocadora y reivindicativa existencia de tan singular personaje.

En 1987 Sting, el líder de The Police, le dedicaría su famoso tema "Englishman in New York".

Quentin Crisp (1908-1999)

El segundo, popularmente conocido como Dr. J, fue una rutilante estrella de la NBA, con una exitosa carrera profesional como alero defendiendo fundamentalmente la camiseta de los Sixers de Philadelphia. Precisamente en 1993 sería incluido en el Basketball Hall of Fame.

Julius Erving, el Dr. J

Respecto al reconocido director, productor y actor de cine Roger Corman, encarnó al Sr. Laird, un empresario que testifica favorablemente sobre la profesionalidad de Andy Becket, si bien condicionado por su evidente lealtad como buen cliente del bufete Wheeler.

Roger Corman

Simplemente recordar que Roger Corman fue uno de los mentores de Jonathan Demme al principio de su carrera cinematográfica.

Tak Fujimoto

Finalmente, el reconocido director de fotografía Tak Fujimoto, célebre por sus participaciones en "La guerra de las galaxias" (George Lucas, 1977), "El silencio de los corderos" (Jonathan Demme, 1991) y "El sexto sentido" (M. Night Shyamalan, 1999), realiza también una breve aparición en esta película.